martes, 7 de noviembre de 2006

Homosexualidad salvaje: ¿El reino animal salió del placard?


Los motivos del "costado gay" de los animales todavía no se conocen, pero con certeza, muchos copulan entre ejemplares de su mismo sexo. Una exposición noruega presenta las pruebas de este comportamiento, en fotos.

Los motivos no se conocen a ciencia cierta, pero algunas especies animales- además de la humana, claro- tienen sexo con ejemplares de su mismo género. Algunas teorías sugieren que lo hacen para dominar o para sociabilizar. También, la conducta se atribuye a la escasez de hembras o machos en el grupo. Sea por uno u otro motivo la naturaleza tiene su costado gay. Como prueba el Museo de Oslo, Noruega, exhibe una muestra de fotografías de mil quinientas especies copulando con animales de su mismo género. Horcas, pingüinos, gatos, perros, jirafas, entre muchos otros, figuran en el índice de la fauna homosexual, que se estima oscila entre un 2 y un 15 por ciento.

La exposición se llama "¿Contra la naturaleza?", a modo de réplica para los que afirman que el único animal homosexual puede ser el hombre. Se sabe, el resto no decide su inclinación sexual, simplemente actúa por instinto. Pero, que no lo hacen sólo con fines reproductivos es un hecho. En su naturaleza también existe el sexo por placer.

En 1927, Havelock Ellis estudió la masturbación de toros, cabras, ovejas, camellos y elefantes. Después, se habló de la excitación que pueden sentir los animales frente a los seres humanos, con el caso de los orangutanes que tenían una erección cada vez que veían pasar a unas señoritas frente a su jaula en el zoológico de Borneo.

Otro caso famoso fue el de los pingüinos alemanes que eran "pareja", y pese a la insistencia de los cuidadores en cambiar su orientación sexual- llevándole unas pingüinas suecas- persistieron en su homosexualidad. Su historia saltó a la luz porque activistas gays de todo el mundo tomaron partido en el asunto y defendían la libertad sexual de los animales. Los empleados del zoológico explicaban que no era una cuestión moral, sino que necesitaban que los machos del grupo ayudaran a las hembras en la tarea de reproducirse porque la especie de encontraba en extinción.

Más que amor, hormonas

La comunidad científica coincide en que la conducta no se debe a una cuestión afectiva. Entre las razones enumeran: establecer lazos sociales o un exceso de hormonas. El veterinario Néstor Fontán informa a Clarín.com: "En veinte años de profesión jamás vi un perro penetrando a otro. Un macho se puede subir u oler los genitales de otro, pero no es con un instinto de penetración o para tener sexo oral, lo hacen para ejercer un rol dominante en la jerarquía o para reconocerse".

Por su parte, Miguel Rivolta, el jefe de veterinarios del Zoológico de Buenos Aires, explica a Clarín.com: "Puede haber un aumento en las hormonas que los estimulen a hacer algo, pero no para formar pareja. Puede haber comportamiento en algunas aves, como los loros, pero no es para copular, si no que es un juego de conquista y si hay un servicio es porque están en época reproductiva y las hormonas estallan. No es una cuestión afectiva, no es que viven juntos y son felices".

Esta es la primera exposición artística que trata la homosexualidad animal como eje central. Seis mil visitantes ya la han contemplado entusiasmados, mientras que otros la han defenestrado públicamente. Uno de los que se opuso gritó: "Los creadores serán quemados en el infierno por exponer esta barbaridad". El biólogo noruego Geir Einar Ellefsen Soeli, uno de sus organizadores, afirmó orgulloso que la muestra ayuda a desmistificar la homosexualidad y declaró para los medios: "Buscamos rebatir todos los argumentos que señalan que es un crimen en contra de la naturaleza".

Lucía Bertotto
Copyright 1996-2006 Clarín.com - All rights reserved

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Holas...

Me ha parecidoun reportaje interesantisimo, bien escrito y redactado...

Me ha gustado mucho tu blog y te lienkearé en mi blog si no te molesta.

Estoy de acuerdo, la homosexualidad no es anti-natura.

Sigue escribiendo ^^

Bye!

twoggi dijo...

Con articulos como este se diluye el debate sobre la homosexualidad en tierra de nadie, y con comentarios como el de "ice maiden" solo se confunde mas a la gente.

La homosexualidad, como insinua el articulo se da en la naturaleza, entre los animales, luego si no es anti-natura, es normal, y si es normal.. ¿donde esta el problema? ¿no?.

El debate sobre la homosexualidad debe plantearse en terminos de si responde a causas biologicas, geneticas, es decir predeterminadas o por el contrario es una cualidad adquirida en la sociabilización.

Y lo anterior tampoco forma parte de un debate sobre el derecho a sentirse y actuar como homosexual.

Y mucho menos forma parte del debate sobre los derechos civiles, que como cualquier otra persona merece, porque esto ultimo esta por encima de cualquier otra clasificación del individuo.

Así, es necesario centrar el debate en las causas de la homosexualidad,y por supuesto no confundir con que en determinados momentos de pueda observar un comportamiento homosexual en determinados miembros de determinades especies, puede que ese hecho no sea significativo en terminos estadisticos ni por cantidad de veces que se observe el suceso, ni por que el escenario en el que se observa carezca de sesgo.

Así que creo que cuando el autor de este articulo explicite lo que quiere decir sera en momento de opinar de ello, en este momento parece una generalidad mas que vanal.