sábado, 29 de diciembre de 2007

Uruguay aprueba la Union Concubinaria


El Parlamento uruguayo envió al Poder Ejecutivo el proyecto de regularización de unión concubinaria que habilita la unión entre personas del mismo sexo.

En la ultima sesion del año, la Cámara de Senadores aprobó a las 16:20 horas el proyecto de Unión Concubinaria que otorga los mismos derechos del matrimonio, salvo la adopcion como pareja, a quienes hayan convivido durante 5 años, y será enviado al Poder Ejecutivo para su promulgación.

La votacion fue rapida y tuvo 17 votos a favor y 5 en contra y transforma asi a Uruguay en el primer pais Latinoamericano y Caribeño en otorgar mismos derechos a nivel nacional.

Tras la polémica que se generó en ambas cámaras, el proyecto de Unión Concubinaria fue finalmente aprobado por el Senado. Luego pasó a Diputados, donde se le efectuaron modificaciones, razón por la cual este martes el Senado debió volverlo a considerar para darle la aprobación final.

Como ya fue largamente discutido, los senadores sólo se limitaron a aceptar las modificaciones y pasa al Poder Ejecutivo para su promulgación.

En lo medular, el texto establece que la convivencia ininterrumpida de al menos cinco años en concubinato genera derechos y obligaciones, inclusive para parejas de igual sexo.

Esto pasó este martes al Poder Ejecutivo para su promulgación y una vez que entre en vigencia lo primero que deben hacer quienes quieran adherirse a la misma es presentarse ante un juez de familia.

Una vez reglamentada la norma, las parejas tendrán derechos y obligaciones concernientes a la asistencia recíproca, la creación de sociedad de bienes, los derechos sucesorios y el cobro de pensiones por fallecimientos, entre otros.

En ese sentido, el artículo 20 dispone que las “concubinas y concubinos gozarán de todos los derechos y obligaciones de la seguridad social”. Edgardo Ortuño, diputado del Frente Amplio, aseguró que el proyecto se convertirá en ley, “porque da cuenta de un nuevo impulso en legislación social promovida” por el gobierno de Tabaré Vázquez.

“Las uniones homosexuales pasarán a tener los mismos derechos y obligaciones que los matrimonios heterosexuales con respecto a las pensiones, la guarda de los hijos en común, la compra y la sucesión de bienes”, explicó la senadora Margarita Percovich.

Sin embargo, las parejas del mismo sexo no podrán adoptar legalmente niños. Este había sido uno de los cuestionamientos de las organizaciones que defienden los derechos de los gays y lesbianas a la iniciativa. “Si se reconocía el derecho de las parejas homosexuales a adoptar, el proyecto nunca a iba a ser tratado y aprobado en el Parlamento. Sin embargo, tuvimos en cuenta que el Código de la Niñez y la Adolescencia permite a las solteros y los solteras adoptar sin dificultades. Pero si una pareja del mismo sexo se presenta a solicitar una adopción puede tener problemas para lograrlo, porque en ese caso dependería de los valores del juez”, analizó y reconoció la senadora Percovich.

En caso de ruptura, y si no hubiera problemas de violencia doméstica, continuaría este compromiso económico por un tiempo que no puede superar el tiempo de la unión.

Cuando entre en vigencia la ley, aquellos concubinos que quieran registrarse como tales podrán hacerlo en el Registro Civil, y desde ese momento el deber de fidelidad mutua quedará vigente mientras permanezcan en la misma casa. En caso de arrepentimiento, habrá mecanismos para disolver legalmente la unión.

Normas

En el texto se establece que la convivencia ininterrumpida de al menos cinco años en unión concubinaria genera derechos y obligaciones, cualquiera sea el sexo.

Los concubinarios están obligados a contribuir a los gastos del hogar de acuerdo a su respectiva situación económica. Una vez disuelto el vínculo persiste la obligación de auxilios recíprocos durante un período subsiguiente no mayor al de convivencia. Presentada una demanda de alimentos, la parte demandada podrá excepcionarse cuando la demandante haya sido condenada por la comisión de un delito en perjuicio de ésta o sus parientes hasta en tercer grado en línea descendente, ascendente o colateral.

El reconocimiento inscripto de la unión concubinaria dará nacimiento a una sociedad de bienes sujeta a las disposiciones que rigen la sociedad conyugal. La extensión de los derechos pensionarios a los concubinos operará transcurrido un año de la entrada en vigencia de la ley.


Agradecimiento especial a Adrian Russo de las Hermanas de la Perpetua Indulgencia por el detallado informe para SentidoG.com

sábado, 17 de noviembre de 2007

Los baños y el sexo: ¿sucio o excitante?


Para la mayoría de nosotros, la asociación entre la lujuria y los baños se remonta a nuestra juventud. El baño era el único lugar de la casa donde uno se podía encerrar justificadamente con el objetivo de practicar un poco de auto-exploración. Y los baños públicos eran los lugares fácilmente accesibles donde los extraños podían encontrarse y practicar un poco de exploración mutua.

Está claro entonces que el baño no solo remite a necesidades fisiológicas, sino también a otra clase de necesidades. A pesar de que los baños no cuentan con el confort de, digamos, un dormitorio, muchas veces han sido escenario de momentos calientes y húmedos. Una vez que esa puerta se cierra, cualquier cosa puede suceder.

Por ejemplo, la ducha es un gran lugar para frotar tu cuerpo vulnerablemente desnudo una y otra vez, enjabonando ciertos lugares al punto de la estimulación. Un sujeto muy limpio nos cuenta lo siguiente: "Realmente disfruto de juguetear con mi parejaen la ducha. Es genial practicarle sexo oral mientras el agua corre por nuestros cuerpos".

Los rituales de acicalamiento también pueden estar embebidos de erotismo. Nuestro higiénico amigo continúa relatándonos sus experiencias. "A veces entro al baño cuando mi pareja se está rasurando y solamente el mirarlo me excita. Quizás sea porque es algo muy masculino o porque me recuerda a mi padre, no lo sé; pero por la razón que sea, el aroma de la crema de rasurar es un afrodisíaco para mí".

Los vestuarios incorporan muchos elementos de lo que sería un baño, con el aditamento de que allí uno se puede encontrar con grupos de chicos apetitosos. "Hay algo especial en estar parado en una ducha vaporosa, rodeado de otros hombres desnudos. Eso es algo realmente estimulante", asegura un ferviente adepto a los gimnasios. "Esto es especialmente excitante luego de una ardua rutina de entrenamiento. Y también está la fila de mingitorios..."

Algo mucho más riesgoso es el sexo en los baños públicos. A pesar de ser reprobado por la sociedad en general y del peligro de ser arrestado, los encuentros entre hombres en los baños se vienen llevando a cabo desde tiempos inmemoriales. Creo que casi todo hombre, sea gay o hetero, siempre espía por sobre su hombro a ver qué es lo que tiene el de al lado. Y eso, en muchas ocasiones, ha llevado a la autoestimulación o incluso en algunos casos, al jugueteo mutuo.

Los códigos aquellos que frecuentan las llamadas "teteras" son considerablemente complejos. Desde golpeteos con los pies hasta intercambio de notas, son muchas las formas que tienen de dar a conocer sus intenciones. Y el famoso “glory hole”, una abertura del tamaño de un pene hecha en la pared que divide dos cubículos, logra que las posibilidades sexuales sean más accesibles y más claras. Esto es lo que nos cuenta un hombre gay de unos 60 años: "Lo confieso. En mi juventud he pasado horas en los baños públicos, sentado allí fumando esperando que un amigable extraño ingresara en la puerta de al lado. Es increíble que nunca me hayan arrestado...ni que no me haya enfermado de cáncer de pulmón".

El hecho es que, en general, los baños de hombres suelen ser visitados por aquellos que no han salido del closet y por aquellos que engañan a sus parejas. Es por esta razón que hay muchos entendidos que aseguran que esta práctica se remonta a un pasado pre-liberación. Un observador de las conductas de la comunidad gay desde hace años asegura lo siguiente: "El sexo en los baños es algo furtivo, algunas veces inconcluso, incluso peligroso y el lugar de encuentro no suele ser de lo más pulcro. Pero para muchos hombres, el peligro puede ser estimulante. Y a pesar de que es obvio que el sexo en los baños públicos suele poner incómodos a los que no participan de él, los que lo practican suelen ser discretos ya que no quieren ser atrapados".

Sin embargo, estos argumentos no seducen a algunos hombres. La verdad es que, a pesar de los placeres que puede generar, el sexo en los baños públicos es algo muy peligroso. Un joven opina al respecto: "Es asqueroso y humillante practicarle sexo oral a un hombre sin cara que ha logrado maniobrar su hombría a través de la pared de un baño. Y cuando alguien famoso es arrestado por estar realizando esta práctica, le está dando una mal nombre a nuestra comunidad".

Por suerte, la Madre Naturaleza con toda su sabiduría, ha forjado esa conexión anatómica entre la excreción y el sexo. El baño nos recuerda acerca de eso y acerca de la excitante sensación de “ensuciarse”.

Simon Sheppard – GaydarNation
© Traducción de Esteban Rico

©2007 SentidoG.com un sitio de Inversa Multimedia

sábado, 27 de octubre de 2007

Un hotel con estilo diferente


Por ejemplo: en las habitaciones del Axel Hotel Buenos Aires –“primer hotel gay de Latinoamérica”, que se inauguró ayer–, cuando uno, en busca de intimidad, cierra la persiana, al mismo tiempo está abriendo el placard, porque una única hoja corrediza sirve para las dos funciones: es que “entre los gays, la ropa del placard se muestra, no se oculta”, explican los responsables del Axel. Más allá de representar la metáfora del orgullo gay, que solicita “salir del placard”, el caso puede ilustrar una enseñanza plasmada en el Axel: ser gay, hoy, tiende a ser, antes que una elección sexual, un estilo de vida comunitario; el hotel gay lo es porque su arquitectura misma responde a ese estilo, más allá de las preferencias eróticas de cada pasajero. En sus amplios espacios vidriados, en la posibilidad de mirar y ser mirado desde aquí y desde allá, en los cartelitos que permiten solicitar please, disturb, en la piscina de fondo transparente, visible desde todos los pisos, en el solario y el gimnasio, el Axel propicia una sociabilidad abierta, con eje en los cuerpos. El hotel es el segundo de una cadena que se inició en Barcelona y promete revolucionar la movida gay porteña: además de las habitaciones –su precio va de 180 a 450 dólares por día, sus previsibles clientes son turistas extranjeros–, los espacios de reunión que ofrece están pensados para convocar a “la movida gay porteña”, según sus dueños. El emprendimiento requirió una inversión de cinco millones de euros, que sus dueños proyectan recuperar en tres años.

“En 2003 se inauguró nuestro Axel Hotel Barcelona, donde las personas de la comunidad LGTB (lésbico, gay, transgénero, bisexual) pueden sentirse a gusto y respetados. Seis meses después, necesité cogerme unas vacaciones y acabé en Buenos Aires, donde tuve muy buena acogida de los argentinos”, contó Juan Juliá Blanch –propietario de la cadena Axel– conociendo perfectamente el doble sentido porteño de las palabras que utilizaba. Seriamente, prosiguió: “Ante la oferta turística de nivel mundial de esta ciudad, la gastronomía, la cultura, el shopping, el ocio, la buena onda, pensé: ¿por qué no un segundo Axel Hotel?”

La ubicación elegida fue en Venezuela al 600: “Preferimos San Telmo antes que otros barrios como Recoleta, porque al dialogar con la comunidad gay local supimos que querían impulsar a San Telmo como barrio gay, como lo es en Madrid el barrio de Chueca, que frenó su deterioro y creció mucho”, contó Juliá. El hotel tiene 48 habitaciones, cuyo precio va desde 180 dólares, las más económicas y en temporada baja, hasta 450 para las suites más caras.

El corazón del hotel es la piscina climatizada, de fondo transparente, que está en el quinto piso y puede verse desde todos los demás; funciona como una especie de claraboya: hasta la planta baja llega la luz, recortada sólo por los cuerpos de los bañistas. Es que las habitaciones se organizan en torno de un amplio espacio central y la multiplicación de paneles vidriados permite mirar y ser mirado en todos los ángulos y distancias. “Sí, está pensado para que se pueda ver desde todas partes”, comentó Tess Oriol, directora de marketing de Axel Hotels, y agregó que “además de los cartelitos clásicos a disposición del pasajero, Do not disturb, etcétera, se ofrece otro: Please, disturb: la idea es propiciar la sociabilidad propia de la comunidad gay; aquí nadie se esconde de nadie”. También el sauna seco tiene una ventana que permite el contacto visual con la piscina y los aparatos de gimnasia: “Atendemos al culto del cuerpo, propio de la comunidad gay”.

Ya en las habitaciones, la bañera se ofrece a las miradas, sólo separada por un tabique transparente. Y el panel corredizo que corta la luz de la ventana es el mismo que cierra el placard, que así, toda vez que los ocupantes del cuarto se aíslan del exterior, queda abierto: “La ropa de los placares también es para mostrar”, explicó Oriol. También, entre las amenities de la habitación, se incluye un preservativo, pero esto podría o debería formar parte del equipamiento de cualquier hotel.

El Axel se promete hetero-friendly –“No le preguntamos a nadie por sus preferencias sexuales”–, pero previsiblemente su clientela predominante será de hombres gays: “Las mujeres suelen preferir vacaciones menos urbanas –según Juliá–; los gays varones son más cosmopolitas y extravertidos; les gusta hacerse de amigos, conocer gente, y el Axel está previsto para que la persona no se quede en su cuarto”. El bar y el sky bar al aire libre se ofrecen como “puntos de encuentro” para que “la movida gay local pueda mezclarse con los turistas”.

–La ciudad de Buenos Aires, hoy estimada como gay-friendly, tiene sin embargo una historia de represión policial contra la homosexualidad: ustedes apuestan a que esa situación no volverá a presentarse –observó Página/12.

–Con la globalización, es difícil retroceder en materia de derechos humanos –contestó Juliá–: Internet permite que todo se conozca en todas partes, e iniciativas como la del Axel vienen también a consolidar lo que se ha alcanzado.

En todo caso, Juliá no ve en el horizonte porteño ningún gobierno dispuesto a traerle problemas a un empresario que invirtió cinco millones de euros. Juliá piensa recuperarlos en tres años; la ocupación prevista del hotel es del 60 por ciento de las habitaciones en lo que resta de 2007 y del 70 por ciento en 2008. “En el Axel de Barcelona, la ocupación llega al ciento por ciento los fines de semana, pero es porque las distancias son más cortas y muchos ‘salen del armario’ sólo en el week-end”, comentó Juliá.

Pedro Lipcovich
© 2000-2007 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Polémica en Italia por el uso de la foto de un bebé en una campaña de defensa de los homosexuales


Una campaña institucional contra la discriminación sexual, que muestra la imagen de un recién nacido con una pulsera de identificación donde, en lugar del nombre, se lee "homosexual", ha reabierto en Italia el debate sobre el carácter ético de la publicidad.

La región de Toscana (en el centro) es la responsable de esta campaña, patrocinada por el Ministerio de Igualdad de Oportunidades. La iniciativa ha recibido el apoyo de asociaciones de homosexuales y parte de la izquierda, mientras que los conservadores la han calificado de "horrorosa".

La fotografía, cedida gratuitamente por la fundación canadiense Emergence, aparecerá en vallas publicitarias y postales de la región con el lema "la orientación sexual no es una elección".

Asimismo, será la imagen de unas jornadas contra la discriminación sexual que acogerá la capital toscana, Florencia, los próximos 26 y 27 de octubre, dentro un festival de creatividad.

La ministra de Igualdad de Oportunidades, Barbara Pollastrini acudirá a este festival, en el que también estará el fotógrafo italiano Oliviero Toscani que, días atrás, originó una polémica por una campaña publicitaria contra la anorexia que presentaba a una modelo desnuda que sufría la enfermedad.

Satisfacción de las asociaciones de homosexuales

El responsable regional que escogió la imagen del bebé, Agostino Fragai, ha explicado al diario Corriere della Sera que la campaña no pretende entrar en el origen de la homosexualidad, sino subrayar que "no es un vicio y, por ello, no tiene que ser condenada ni marginada o peor aún, perseguida".

El presidente de la asociación homosexual italiana Arcigay, Aurelio Mancuso, ha declarado que la campaña está "totalmente a la vanguardia" en la defensa de los derechos de los homosexuales y ha manifestado que Italia debería "adecuarse" a la visión de Toscana sobre el asunto.

Críticas de la derecha

Entre los detractores de la foto del bebé figura el líder de la conservadora Unión de Demócratas Cristianos (UDC) en la Cámara baja, Luca Volonté, que ha tachado la campaña de "horrorosa".

Para Volonté, "instrumentalizar a recién nacidos para dar la idea de que los impulsos homosexuales son una característica innata de los niños es tergiversador y vergonzoso desde el punto de vista científico, político y social".

El dirigente ha criticado "la complacencia de las instituciones públicas ante campañas chocantes y falsas como esta" que, ha asegurado, son "la enésima prueba del furor ideológico" y un "típico ejemplo de derroche de dinero público a favor de los lobis de siempre".

Por su parte, el partido de Silvio Berlusconi, Forza Italia, ha subrayado que "con tal de afirmar un modelo alternativo de sociedad, en la que domina la indeterminación sexual, la región de Toscana no vacila en utilizar a un neonato de forma instrumental e ideológica".

EFE / ElPeriodico.com

Homosexualidad y suicidio


El suicidio es siempre un acto patético, con el que un individuo decide renunciar al don de la vida. Las cifras van en aumento. El número de casos en varones supera altamente al de las mujeres: 63% y 37%, respectivamente.

En nuestro país, el porcentaje subió del 6,7 al 8,4 por cada 100.000 habitantes, siendo la tercera edad y la adolescencia los períodos más críticos. Por otra parte, es llamativo un aumento de los suicidios entre los 10 y 14 años. Los suicidios generalmente se dan por circunstancias adversas, ausencia de apoyo y horizontes carentes de futuro. Más allá de esto, las verdaderas causas del trágico acto final permanecen ocultas la mayoría de las veces.

Una reciente estadística en los Estados Unidos reveló que el 33% de los jóvenes que se suicidan son homosexuales. El 50% de estos jóvenes fueron rechazados por sus padres. El 40% de los chicos de la calle son gays o transexuales. De éstos, el 60% son violados y casi todos requieren atención médica por la gravedad de las lesiones que les son infligidas ( www.yesinstitute.org/resources ).

Sin lugar a dudas, la vida de nuestros jóvenes no pasa solamente por la homosexualidad, pero ésta es una problemática social que nos incluye a todos y que va más allá de estar de acuerdo o no con conductas sexuales diferentes.

Esta inquietante estadística, casi desconocida, exige que todos los ciudadanos seamos debidamente informados. En especial aquellos padres que han detectado muy tempranamente este rasgo en alguno de sus hijos o hijas, para que, así, puedan tener la posibilidad de consultar con profesionales especializados y actualizados en homosexualidad. Durante siglos, fue considerada enfermedad y pecado. Sin embargo, a medida que se fue investigando científica y socialmente, la homosexualidad ya no es considerada una enfermedad, y mucho menos un pecado.

Hay excepciones. En su reciente visita a los Estados Unidos, el presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, dijo en un foro realizado en la Universidad de Columbia que en Irán no existen los homosexuales. Según el Código Penal iraní, el sexo entre hombres debe ser castigado con la muerte.

Hace 17 años, Naty había nacido con un cuerpo de varón, según nos informó en su momento La Voz del Interior, de Córdoba. En 2004, los padres de Naty solicitaron a la Justicia autorización para realizar una operación, con la finalidad de cambiar el sexo de su hijo. El padecía un trastorno denominado “disforia de género”, también llamado transexualismo. Por lo general, los transexuales se sienten mujeres atrapadas en el cuerpo de un hombre, o viceversa.

Los padres de Naty señalaron que en varias oportunidades la vida del niño había corrido peligro por la profunda conflictividad que esto le ocasionaba. Finalmente recibieron, con gran alivio y felicidad, los resultados de las pericias y un reciente fallo judicial que autoriza la realización de la cirugía de adecuación de sexo en su hijo, así como el cambio del documento nacional de identidad con el nombre y el género femenino solicitados.

Sin embargo, esta historia no es común a otros niños que manifiestan conductas sexuales diferentes, gays, lesbianas, transexuales, bisexuales.

La historia de Ramiro es una de esas otras historias.

A los cinco años, Ramiro no quería saber nada de tener un pitito. Más de una vez les había dicho a su mamá y a sus hermanos que se lo iba a cortar. Lo más grave fue cuando se lo dijo a su maestra, la que, alarmada, mandó llamar a sus padres. Ellos decidieron someterlo a una sesión de psicoterapia semanal. Al tiempo, todos quedaron convencidos de que el tratamiento había sido exitoso: habían logrado convencerlo de que era un varoncito. Para entonces, Ramiro ya había cumplido 12 años, y justo el día de su cumpleaños, mientras observaba las hermosas manos de su madre adornando su torta, tomó la decisión de irse de su casa: ya no soportaba seguir fingiendo.

Pasó entonces a ser uno de tantos niños que deambulan por la calle pidiendo monedas y comida, sentado en las veredas o en los umbrales de las casas. Sin embargo, una noche su suerte cambió. Un hombre le regaló un sándwich y un alfajor. Además, le ofreció vivir con él y trabajar en un maxiquiosco de su propiedad. Esa noche, Ramiro tuvo su primera experiencia sexual. Comía bien, tenía ropa cara y buenos perfumes. A cambio, él debía limpiar, cocinar y aceptar las exigencias y la violencia de su protector.

Pronto se dio cuenta de su trágica situación. Había abandonado a su familia, su casa, su escuela, sus amigos y, por sobre todo, había perdido la libertad de sus actos, la posibilidad de estudiar y lograr un oficio que le permitiera planear un futuro digno y elegido por él.

Una noche, cuando estaba por cerrar el negocio, entraron dos muchachos desaliñados y un tanto nerviosos. Ramiro no dejaba de observar los movimientos de los visitantes. Ellos tomaron varios paquetes de galletitas, papas fritas y unas latas de cerveza. Recordó que el patrón guardaba un arma en el escritorio de la caja. Todo ocurrió con la velocidad de un relámpago. Los dos jóvenes venían hacia él empuñando una navaja. Ramiro tomó el arma y les apuntó. Ellos soltaron las navajas, implorando que no los matara y diciendo que tenían hambre y sed. Ramiro miró su mano, armada por primera vez, y en un acto casi automático la llevó hacia él, abrió la boca y se disparó.

El silencio fue inmediato y para siempre. Ramiro ahora forma parte de una estadística. Una de las tantas elaboradas por instituciones que trabajan afanosamente para evitar que otros jóvenes tengan su triste destino.

Pero ¿cómo se explica la existencia de seres sexualmente diferentes?

La homosexualidad se ha practicado desde hace miles de años y existe en toda la escala del reino animal. Hay leones homosexuales, monos homosexuales y hasta ranas homosexuales.

Teniendo en cuenta que los genes son los productores de las proteínas y que éstas son las que participan en la formación del cerebro, del cual depende gran parte del comportamiento, es obvio pensar que la conducta sexual tiene una base biológica.

Los determinantes del interés sexual en cuanto a la preferencia por el mismo sexo o por el opuesto ocurren muy tempranamente, generalmente ya entre los cuatro y los cinco años, mucho antes de la pubertad.

Las personas descubren cuál es su interés sexual: no lo eligen.

¿Cuáles son, en verdad, los mecanismos que dan lugar a la atracción sexual, tanto en los hombres como en las mujeres?

Una de las hipótesis más aceptadas relacionadas con estas variantes de la sexualidad dice que se deberían al efecto que producen las hormonas embrionarias masculinas durante la vida fetal. Ellas darían lugar a una organización neurológica masculina o femenina, algo así como nacer con un cerebro masculino ante la presencia del cromosoma Y o con un cerebro femenino, en caso de que éste estuviera ausente.

La metodología genética que investiga los grupos familiares y gemelos ha demostrado consistentemente que los genes tienen influencia en la orientación sexual, aunque los estudios moleculares no han podido aún descifrar cuáles serían los genes involucrados.

Una de las conductas más estudiadas al respecto es la del cortejo que realiza la mosca de la fruta. Este proceso consta de una serie de señales visuales, acústicas y quimiosensoriales que intercambian el macho y la hembra durante este acto. No hay apareamiento, a menos que los machos hayan realizado su ritual completo y la hembra se haya mostrado receptiva. Experimentos realizados con moscas “genéticamente mutadas” mostraron que los machos realizaban el cortejo a otros machos al igual que si fueran hembras y difícilmente intentaban copular con las hembras, lo cual demostraría que tal comportamiento estaría relacionado con la interacción de genes especializados.

Si bien entendemos que los seres humanos somos muy diferentes de una mosca, ya se han identificado numerosos genes de las moscas que tienen su equivalente en los humanos (revista Science, 1995).

En los últimos años van apareciendo con mucha pujanza nuevas formas de pensar dentro de las sociedades. Una de las más revolucionarias es la línea ideológica que tiende a difundir la llamada igualdad de género. Según esta teoría, ser hombre o mujer no estaría determinado mayormente por el sexo, sino por la cultura. Para muchos psicólogos, existe una identidad psicobiológica del propio sexo y una identidad genérica, que seria la identidad psicosocial, o sea, la del tipo de funciones que las personas de un determinado sexo desempeñan en la sociedad.

Si aceptamos el hecho de que la unión entre dos personas esta basada en el amor, con procreación o sin ella, a diferencia de la unión animal, basada exclusivamente en el sexo y la procreación, posiblemente se desvanecerán los prejuicios que aún prevalecen en muchas sociedades y culturas. Se reconocerá y aceptará cada vez con más naturalidad la existencia de conductas sexuales diferentes, un verdadero polimorfismo comparable al color de la piel o a la talla.

Es de esperar que en un futuro próximo sea factible demostrar cuál es la red génica que, en interacción con un determinado medio ambiente, da lugar a estas variantes sexuales, así como el porqué de su presencia en toda la escala animal, incluido el hombre, y su frecuencia, si bien minoritaria, persistente.

Esta demostración científica servirá para que finalmente se acepte que si un hombre o una mujer tienen una orientación sexual diferente de su conformación biológica no deben ser privados por esto de los derechos y las obligaciones propios de cualquier ciudadano del mundo.

Y para que ningún otro niño tenga el triste destino que tuvo Ramiro.

Primarosa Chieri / Médica genetista.
Copyright 2007 SA LA NACION | Todos los derechos reservados

martes, 25 de septiembre de 2007

Dueño de sitio web sale en defensa del sexo en lugares públicos


Keith Griffith, dueño de la página web CruisingForSex.com, asegura que no hay nada malo en practicar sexo en lugares públicos. De hecho, describe a la campaña contra el sexo en lugares públicos del alcalde de Fort Lauderdale, Jim Naugle, como una "cultura anti-sexo" lo cual "hace que la gente se sienta avergonzada de sus propios cuerpos".

"No hay nada vergonzoso respecto al sexo" declaró Griffith en una entrevista con el periódico Express. "Me pone feliz saber que mucha gente se congrega en diferentes puntos de la ciudad para disfrutarse entre ellos. No veo ninguna razón para sentirse avergonzado acerca de algo que es muy importante para la vida del hombre gay, como es el sexo".

El pasado 25 de julio, Griffith organizó un boicot a la ciudad de Fort Lauderdale en su página web en respuesta a los comentarios de Naugle acerca de los gays y el sexo en lugares públicos. A pesar de las críticas de mucha gente, sobre todo de los de la industria del turismo, Griffith asegura no estar arrepentido.

"El alcalde de la ciudad nos descalificó. ¿Entonces por qué habríamos de gastar nuestro dinero en su ciudad? Creo que es muy injusto que Naugle nos haya categorizado como una enfermedad contagiosa" declaró Giffith.

Naugle mencionó a CruisingForSex.com en la conferencia de prensa del 24 de julio en la cual se "disculpó" ante la población de Fort Lauderdale por haber "subestimado" los problemas del sexo en los lugares públicos de la ciudad. El alcalde identificó a varios parques y otros lugares públicos listados en la página web de Griffith como lugares de cruising para los gays. De hecho, la página enumera al Holiday Park de Fort Lauderdale, el Easterlin Park de Oakland Park, el Coral Ridge Mall de Fort Lauderdale, el Arrowhead Golf Course de Davie, el Deerfield Beach y el Bally's Total Fitness de Fort Lauderdale donde muchos hombres buscan sexo anónimo. Pero basándose en los comentarios de algunos de los visitantes del sitio web de Griffith, parece ser que muchos de estos lugares ya no son aptos para el sexo anónimo por la cantidad de presencia policial, lo cual ha causado un descenso en la actividad.

"En el pasado ha habido mucha acción en estos lugares, pero actualmente los policías están patrullando las zonas y alumbrando con sus reflectores en forma constante", escribió un visitante de la página acerca de Deerfield Beach.

"Policías, policías, policías y más policías", escribió alguien acerca del Easterlin Park.

De acuerdo a lo declarado por Griffith, el sexo en lugares públicos se practica en todas partes del mundo y en muchos lugares no constituye una violación a la ley.

"Nuestro problema es que vivimos en una cultura totalmente anti-sexo. Les puedo asegurar que hoy en día hay gente teniendo sexo tras los arbustos en Berlín y nadie los va a mandar a la cárcel por eso. Esto es como siempre ha sido y como siempre será", aseguró Griffith.

Por otro lado, un profesional de la salud mental de la zona cuestionó la acusación de Griffith y su moral acerca del sexo en los lugares públicos.

"Es inapropiado hacerlo en lugares públicos, seas heterosexual o gay", aseguró Ed Ullmann, un psicoterapeuta local que atiende a una gran cantidad de pacientes gays. "El sexo es una experiencia privada. Hay que tener en cuenta que hay otras personas en los parques además de los adultos. Hay niños que no deberían estar expuestos a este tipo de actividades".

Por otra parte, Griffith aseguró que el sexo en lugares públicos se lleva a cabo fuera de la vista de la gente, es por esto que los conservadores no deberían sentirse ofendidos por algo que no pueden ver.

"Estos hombres no están teniendo sexo en el medio del parque", aseguró Griffith. "Se van a hacerlo detrás de los arbustos".

Los reportes periodísticos acerca del arresto del senador de Idaho, Larry Craig, en el baño de un aeropuerto indicaron que las personas que practican el sexo anónimo en los baños habitualmente colocan sus maletines u otros objetos en la parte inferior de los compartimentos con el fin de bloquear la vista de cualquier otra persona que ingrese al baño.

Griffith recalcó que hay una diferencia entre lo que él describe como "exhibicionistas" y aquellos que practican sexo en lugares públicos de manera discreta.

Griffith recordó que las personas heterosexuales también realizan excesivas muestras de afecto en público, pero que los medios solo hacen foco en la gente gay.

"Los heterosexuales se manosean entre ellos en los estacionamientos y en los supermercados todo el tiempo y no por eso se los manda a la cárcel", recalcó Griffith.

Cuando se le preguntó por qué los hombres gays suelen practicar sexo anónimo en lugares públicos en vez de asistir a un sauna, Griffith contestó que "mucha gente no se puede costear el ingreso a un sauna".

Griffith sostuvo que la exposición a un acto sexual no necesariamente causa daño psicológico en los niños.

"Un niño no se va a traumar por ver a dos hombres teniendo sexo en el compartimiento de un baño. El trauma aparece cuando los padres depositan los sentimientos de culpa y de vergüenza en el niño. Las personas no nacemos con sentimientos de culpa y de vergüenza acerca del sexo. No venimos a este mundo sintiéndonos avergonzados de nuestro propio cuerpo".

Ullmann no está de acuerdo con Griffith y cuestionó la razón por la cual el dueño de CruisingForSex.com se cree capacitado de realizar un análisis psicológico sobre esta temática.

"Los niños resultan afectados por su exposición temprana al sexo" aseguró Ullmann. "Todo depende del niño y de cómo lo percibe".

Ullmann aclaró que los niño pequeños no son capaces de entender el sexo y lo pueden interpretar como un tipo de actividad violenta u hostil.

El sexo en los lugares públicos también tiene consecuencias para los adultos, según Ullmann. El psicólogo aseguró que muchas de las personas que buscan estos encuentros sexuales anónimos tienen dificultades para desarrollar relaciones estables.

"Es una forma de reforzar ese sentimiento de que son incapaces de establecer una relación de pareja" dijo Ullmann. "Lo hacen porque, al tenerle miedo a las relaciones, se conforman con el sexo anónimo".

Ullmann aseguró que muchos de sus pacientes que practican el sexo anónimo han estado casados y llevando vidas heterosexuales durante mucho tiempo. Muchos de ellos parecen sentirse atraídos por el aspecto peligroso del acto, según Ullman.

"Desean ser atrapados" agregó el profesional. "No pueden tomar la decisión de asumir su sexualidad, entonces consiguen que otras personas lo hagan por ellos".

Phil Lapadula - (Gay.com)
© Traducción de Esteban Rico para SentidoG.com

miércoles, 4 de julio de 2007

Con faldas y a lo loco


Protegidos por la sofisticación del art nouveau, cuyas prendas resultaban en vaporosos vestidos que ocultaban las formas, muchos hombres se vistieron de mujer para robar y estafar en la Buenos Aires de las primeras década del siglo XX. Falsas viudas, damas que se apodaban “la choricera”, noches en el Rosedal (ya entonces) y rápidos hurtos en el tranvía: así los conservó el mito, y Juan José de Soiza Reilly los llamó “Evas hombrunas”. Algunos de ellos eran homosexuales: sus aventuras criminales y sus biografías y perfiles a cargo de higienistas constituyen uno de los primeros registros de vida gay en la ciudad. Esta es su historia.

LA BANDA DE LOS TRAVESTIS LADRONES

“Se valen de su aspecto afeminado para explotar la ingenua vanidad de los tenorios de la campaña. Su procedimiento es sencillísimo. Se visten de mujer con elegancia. Hasta con chic. Transitan por las calles oscuras. Ven llegar a un incauto. Se le acercan. Le dicen que se han extraviado del hogar: ‘Estoy perdida, señor. Usted, que parece un caballero tan amable y distinguido, ¿por qué no me acompaña? Tengo miedo. Soy viuda’. En lo más profundo de cada caballero se oculta un sinvergüenza. ‘Con gusto la acompañaré, señora’, le contesta. Y la acompaña. Suben a un coche. Y mientras la falsa dama dulcemente solloza y suspira, le roba a su tenorio la cartera. Después, el donjuán se queja a la familia o a un agente: ‘Me han robado en el tranvía’, dice.”
Así retrataba una nota de la revista Fray Mocho del 7 de junio de 1912 el accionar de una tan temible como pintoresca banda de delincuentes que conmovió a Buenos Aires en los albores del siglo XX: los travestis ladrones.
Unico documento de la época que dio cuenta de su existencia y hasta aquí sólo desempolvado en algún casi inhallable artículo de Juan José Sebreli sobre la homosexualidad en la Argentina, la añosa crónica de Juan José de Soiza Reilly revelaba otro dato llamativo: según información policial, el grupo estaba conformado por nada menos que tres mil varones, cifra que comparada con las del censo más próximo a la nota –1914– permite estimar que sus integrantes representaban cerca del 0,5 por ciento de la población masculina porteña de aquel entonces.
Estos amigos de lo ajeno sólo atentaban contra las pertenencias de sus víctimas, nunca contra sus vidas, aunque más de uno fue detenido por portar armas que jamás usaban. “El peligro que ofrecen reside únicamente en su astucia, en su pillería, en su falta de sentido moral, en su afición al robo. Son en verdad temibles...”, confirmaba el autor de la nota.
Los ladrones travestis hicieron su aparición al amparo de la suntuosa pero complicada moda art nouveau que les permitía ocultar fácilmente su verdadero sexo, y en medio de una ciudad que perdía raudamente su tradicional aspecto aldeano. Un claro ejemplo de esa transformación fue la apertura en 1894 de la Avenida de Mayo, justamente uno de sus sitios preferidos para salir a “plumiar” o de levante. Muy cerca del principal punto de “yiro” homosexual: los jardines del Paseo 9 de Julio, el espacio verde que separaba la Recova de la actual avenida Leandro N. Alem y el río.
Avezados conocedores de la calle, cuando aparecía algún agente, subían al carruaje de un conductor al que tenían como cómplice, daban una vuelta a la cuadra y luego se alejaban en uno de los modernos tranways eléctricos inaugurados en 1897.
Sus presas favoritas eran los forasteros y los hacendados. El nombre genérico para denominar a la víctima era “gil” o “vichenzo”, aunque eso variaba según el estrato social. Si era un obrero, lo llamaban “chongo”, y si tenía aspecto distinguido, “bacán a la gurda” o “bacanazo”. A la billetera le decían “música”; a los pesos, “gabrieles”; a la cadena, “marroca”; al alfiler de corbata, “farfalla”; al reloj, “bobo”; y si era de oro, “bobo de polenta”.
Para De Soiza Reilly, la mayoría de los travestis ladrones eran finos y cultos, adoraban la música, la poesía, las flores y la costura, y “más que tipos de cárcel”, eran “cerebros de manicomio o de hospital”. Cuando se los detenía, “lloraban como niñas” y, entre llantos, declaraban trabajar de peinador de damas. Pero en verdad conformaban una auténtica cofradía que se protegía mutuamente, formando sociedades y organizando bailes en burdeles a los que también acudían algunos “niños bien” deseosos de nuevas experiencias, y donde los miembros de la banda se adjudicaban sobrenombres “melodiosos y románticos”.
Allí, por ejemplo, Julio Giménez se convertía en “La brisa de primavera”; Jesús Campos, en “La reina de la gracia”; Francisco Torres, en “La Venus”; y Saverio Romano, en “La sirena”, quien siempre actuaba en yunta con Antonio Baglietto (“Dora”). Ese romanticismo, no obstante, tenía sus excepciones, como en el caso de Angel Cessani, que de día era jefe de cuadrilla y por las noches atendía con el sugerente apodo de “La choricera” una sala de baile en Puente Alsina.

UNA PRINCESA AMBICIOSA

El más popular de estos personajes fue el español Luis Fernández, alias “La princesa de Borbón”. Alto, de rasgos agraciados, voz aflautada y grandes ojos, una crónica de aquel entonces agregaba que solía usar “un gran sombrero negro, adornado con una enorme pluma, que acentuaba el misterio de su rostro, en el que sólo sus ojos brillaban en un angustiado círculo violeta. El pie calzado admirablemente y la pierna torneada, apretada bajo una media negra con maravillosos calados, aparecía incitante, semidescubierta en una sugerente languidez muy femenina”.
Fernández fue detenido no menos de 22 veces. La primera, en 1907, cuando sólo tenía 18 años. En una de esas oportunidades, explicó: “Frente a una mujer, el hombre se vuelve hipócrita. Aun el más apasionado galán esconde sentimientos verdaderos. La mayor de las pasiones, la más encantadora de las ternuras son disfraces de lo otro. Federico Nietzsche ya lo dijo en Así habló Zaratustra: ¡Ah, la perra sensualidad, cómo se arrastra mendigando un poquito de espíritu cuando se le niega un pedazo de carne! Y Nietzsche tenía razón. Nosotros, los hombres, cuando se nos niega obstinadamente el bocado que apetecemos y que ya creíamos conquistado, rectificamos invariablemente nuestra conducta. Y solicitamos en tono plañidero que se nos deje seguir viviendo la incorpórea ilusión del amor. Pues bien, lo que yo hago no es nada más que el fruto del conocimiento que tengo de mí mismo. La naturaleza me ha dotado de características físicas femeninas. Me dio una cara hermosa, unos ojos insinuantes, una voz dulce. Tengan ustedes la seguridad que de cien víctimas mías, sólo dos o tres se animarán a delatarme. Además de hipócrita, el hombre es orgulloso. El delatarme sería confesar que se ha equivocado. Nosotros, los hombres, tememos al ridículo en materia de amor más que a ningún otro. Y lo que yo hago es precisamente eso, burlarme del amor. Pero lo hago tomando, naturalmente, precauciones. Porque, de lo contrario, la víctima llegaría a ser yo. Y no del amor, sino de un balazo”.
Si bien su actividad se centró en Buenos Aires, otros lugares de Sudamérica también fueron testigos de sus aventuras. En Lima se hizo pasar por la hija de un millonario mexicano, hospedándose en un lujoso hotel, junto a otro travesti que le servía de ayudante: “La bella Otero”. Así fue como sedujo en una fiesta a un acaudalado ministro, a quien poco después logró sacarle un abultado cheque con la excusa de haber sido estafada por su administrador y para saldar algunas deudas por juego. Tras esperar en vano su regreso, el funcionario finalmente decidió notificar la desaparición de su amada. Sin embargo, cuando la policía dio con su paradero, su cómplice ya se había fugado de Perú con todo el dinero. Entonces, para evitar que el asunto pasara a mayores, se optó por embarcarla silenciosamente rumbo a Chile, donde “La princesa” también haría de las suyas.
Allí enamoró a un joven aristócrata, quien al enterarse de su real identidad no soportó las burlas y se suicidó. Y como broche, se mostró en el Club Social de la ciudad uruguaya de Rivera nada menos que de la mano del comisario. En cambio, por estos pagos, su mayor osadía fue un intento de estafa al Congreso Nacional, “solicitando una pensión como viuda de un guerrero del Paraguay”, tentativa que fracasó, según el periodista de Fray Mocho, al descubrirse “la falsedad de un documento firmado por Carlos Guido y Spano”.
También adquirió cierta fama como bailarina de importantes cafés-concert porteños, de Montevideo, Santiago de Chile y Río de Janeiro. Ya retirado, Fernández pasó apaciblemente el resto de su existencia en Buenos Aires, merced a la buena administración de los ahorros acumulados en su ajetreada juventud.

LA MUCAMA LADRONA

El verdadero nombre de “La bella Otero” era Culpino Alvarez, otro español que tomó su apodo de una cupletista gallega que se hizo famosa a fines del siglo XIX por sus romances con duques, príncipes y reyes, y por sus amoríos lésbicos con Isadora Duncan y Sidonie Colette.
Bajo, lampiño, “de buena familia”, como solía decir, y ya independizado de “La princesa de Borbón”, Alvarez se dedicó a robar en casas de ricos, donde se empleaba de mucama. “Se apodera de tarjetas de señoras y señoritas –apuntaba De Soiza Reilly– y luego visita a mucha gente, a la que engaña con suscripciones y falsas campañas de beneficencia.” También trabajó de prostituta, de adivina en un conventillo de Jujuy 890 y secuestró niños para pedir rescate. Una vez, mientras intentaba quitarle la billetera a un transeúnte, recibió un tajo en la nariz. El hurto callejero no parece haber sido su fuerte, ya que esa modalidad lo llevó numerosas veces a las comisarías y estuvo preso seis meses en la Penitenciaría Federal.
Aunque menos ambicioso que su maestro, en un tiempo del que casi no quedan registros de la vida homosexual, “La bella Otero” se las ingenió como ningún otro travestido para que su historia llegara a nuestros días de su propio puño y letra. Y para eso, lo más curioso es que se valió del aparato estatal. Concretamente, de los Archivos de Psiquiatría, Criminología y Ciencias Afines, un compilado de los estudios que los higienistas Francisco de Veyga y José Ingenieros hacían de los lunfardos, vagabundos e “invertidos” que iban a parar al deplorable Depósito de Contraventores “24 de Noviembre”, así llamado por la calle en la que estaba ubicado.
Avido de figuración y dueño de una veta literaria, lo cierto es que Alvarez consiguió que De Veyga adjuntara a sus investigaciones varios de sus poemas eróticos y su risueña autobiografía. Material que le había regalado en 1903, y que Osvaldo Bazán reprodujo un siglo más tarde en su Historia de la homosexualidad en la Argentina, donde no hay referencias a la banda como tal, aunque sí a varios travestis que fueron “objeto de estudio”.
“Siempre me he creído mujer, y por eso visto de mujer –sostenía ‘La bella Otero’ en sus apuntes–. Me casé en Sevilla y tuve dos hijos (...) Mi esposo ha muerto y soy viuda (...) Muchos hombres jóvenes suelen ser descorteses conmigo. Pero ha de ser de ganas de estar conmigo, y ¿por qué no lo consiguen? Porque no puedo atender a todos mis adoradores (...) No quiero tener más hijos, pues me han hecho sufrir mucho los dolores de parto (... ) Soy una mujer a la que le gusta mucho el placer y por eso lo acepto bajo todas sus fases. Algunos dicen que soy muy viciosa, pero yo les he escrito el siguiente verso, que se lo digo siempre a todos: ‘Del Buen Retiro a la Alameda/ los gustos locos me vengo a hacer./ Muchachos míos téngalo tieso/ que con la mano gusto os daré. / Con paragüitas y cascabeles/ y hasta con guantes yo os las haré, / y si tu quieres, chinito mío,/ por darte gusto la embocaré./ Si con la boca yo te incomodo/ y por la espalda me quieres dar,/ no tengas miedo, chinito mío,/ no tengo pliegues ya por detrás. / Si con la boca yo te incomodo/ y por atrás me quieres amar,/ no tengas miedo, chinito mío,/ que pronto mucho vas a gozar’”.
Los escritos de De Veyga también aportan abundante data sobre este personaje, incluido el tamaño de su pene: “Merece señalarse la excesiva pequeñez de sus órganos sexuales, atribuida por el interesado a la más absoluta castidad”, ya que nunca tuvo relaciones con mujeres ni realizó la sodomía activa. El médico, que además era teniente general del Ejército, tampoco se privó de indagar en sus artes amatorias: “Además de ejercer la pederastia pasiva, practica el onanismo sobre sus clientes y no desdeña el ejercicio del coito bucal”, habilidad por la que era “alabado”. Y rozando la pornografía, remarcaba: “Contra el gusto dominante de los demás invertidos, prefiere hombres de edad a los jóvenes; explica su gusto porque los viejos prolongan el coito y le pagan puntualmente, mientras que los jóvenes lo practican rápidamente, y en lugar de pagar le exigen dinero o lo maltratan. Entre los viejos, prefiere los barrigones y peludos; barrigones porque la intromisión del pene es menor y toda la excitación se localiza en el esfínter; peludos porque le producen gratas cosquillas en la espalda y las regiones glúteas. Dice que el coito anal le provoca sensaciones sumamente voluptuosas; cuando lo practica con personas que le son simpáticas no defeca, para no desprenderse del esperma, cuya retención cree le conserva las ilusiones sexuales relacionadas con el acto realizado”.
Así de fantasioso y pícaro era “La bella Otero”, quien en su autobiografía también reveló que los Bosques de Palermo ya eran por entonces un ámbito propicio para el sexo al aire libre porque, a su entender, allí “el pasto es más estimulante que la mullida cama”.

EL RESTO

Estos ladrones vestidos de mujer tenían distintos orígenes, lo que reflejaba el cosmopolitismo de una Buenos Aires que hacía décadas no paraba de recibir diferentes inmigraciones. Así lo confirman algunos de sus sobrenombres. Por ejemplo, los de Juan Seya, alias “La tana”; José Estévez, “La gallega”; Hipólito Vázquez, “La madrileña”; Eduardo Lieste, “La inglesa”; y Arturo Magani, “La chilena” o “La bebé”. Inclusive el del negro Antonio Gutiérrez Pombo, conocido como “La rubia Petronila”, cuya especialidad eran los velorios, donde iba vestido de luto con el falso pretexto de haber asistido al fallecido y abrazar a los deudos, para hurtar billeteras, prendedores y aros, “zarzos” en la jerga delictiva.
Si de especialidades se trata, José Rodríguez González, apodado “La Morosini”, aprovechaba su trabajo de corista en un teatro nacional para robar en los camarines. Juan Montes, “La bella Noé”, se decía viuda de un coronel y desvalijaba a todo quien le ofrecía consuelo. Otros, en cambio, trabajaban en tranvías y trenes, donde robaban a pasajeros dormidos, hecho al que llamaban “tirarse al portrione”.
Aunque la policía nunca les dio respiro, no fue su proceder lo que logró acabar con estas “Evas hombrunas”, como los denominaba De Soiza Reilly, sino las nuevas modas europeas que gradualmente se atrevieron a mostrar las formas femeninas. ¿Pero cómo fue que pudo prosperar tamaña industria por casi dos décadas?, se preguntaba el periodista. A lo que el mismo se respondía: “La culpa es del progreso, que nos trae barro y oro”.

Sergio Nuñez y Ariel Idez / RADAR

© 2000-2007 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

sábado, 16 de junio de 2007

Lo que dicen que es y no es


No deja de sorprenderme el insulto semanal aun cuando es una prueba de que el blog se lee. Por supuesto no siempre hay insultos también hay opiniones muy profundas aun cuando bastante divergentes. Algunas aseveraciones de las escritas por los lectores me asombran por lo radicales y agresivas. Creo que es necesario retomar esas ideas y condensar en un escrito ese otro punto de vista que explica el mundo de forma agresiva, homofóbica y excluyente, a la vez que reflexiona sobre la vida, la sexualidad y la cotidianidad, ya que ese "otro punto de vista" es frecuente en toda discusión en torno a las libertades y los derechos humanos

Veamos un ejemplo de esa mirada desde lo biológico, lo social y lo psicológico. Muchas veces nos preguntamos qué es la homosexualidad o qué es la homofobia, para conocer qué dirían esos comentaristas simplemente he tomado nota de frases textuales puestas por algunos(as) lectoras(es) del blog; igualmente, para organizar las ideas y como subtítulos, las he utilizado para encabezar los diferentes temas. Tras la lectura tome usted su propia opinión.


Explicar la homosexualidad.
Hay suficientes explicaciones "científicas" para justificar la homosexualidad. Esta siempre ha existido y siempre va a existir. El lesbianismo y el homosexualismo se adquieren por insinuación o inducción, siendo por naturaleza lo contrario, es solo una justificación de depravados. Todo el mundo tiene derecho a equivocarse, hasta las personas que se equivocan en su orientación sexual. Por suerte no todo el mundo se equivoca, o sino pronto quedaría este mundo vació, ya que hombre con hombre y mujer con mujer no da cría. La hembra debe ser penetrada y sodomizada.

Los homosexuales no han contado con la palabra de Dios.
La Biblia, en el libro de Levítico, capitulo 18, versículo 22 dice: "No te acostarás con un hombre como uno se acuesta con una mujer. Eso es una abominación". La palabra de Dios, para los homosexuales es retrograda, anticuada, no respeta los derechos del individuo. Dios da libre decisión. Ser Homosexual es una decisión libre. La palabra de Dios es clara, no hay lugar para alternativas que el hombre en su desenfreno terrenal quiera darle a su condición; fuimos creados con libre albedrío por causa del pecado. Dios perdona y restaura, adelante, no teman acercarse a él, hoy es día de salvación.

¿Es más fácil ser homosexual o ser hombre o mujer de verdad?
Se es varón o mujer, y si se combina es porque hay alguna aberración sexual. El Génesis 1:27, nos enseña que Dios creó al ser humano "macho y hembra", o sea hombre y mujer, no homosexual o lesbiano; estas alteraciones en el sexo se deben a situaciones a las cuales estas personas en su infancia se vieron expuestas como abuso sexual, crianza aberrante, o sencillamente cuando se es adulto y se probó algo que va en contra de la naturaleza del ser humano y le gustó: tener sexo con alguien de su mismo sexo, sexo con menores de edad, sexo con animales, probar drogas, el ser promiscuo, y otros. Esto último habla de una sociedad en decadencia, donde nada la satisface, una sociedad de doble moral o sin moral. Definitivamente creo que se hacen y no nacen, por la tanto, dejémonos de tantas maricadas y pongámosle más atención a la salud mental de las familias y la infancia sin hipocresías posmodernas...

La iglesia necesita de los homosexuales y las lesbianas.
Las/los necesita para que Dios se glorifique en esas personas y los sane de su enfermedad, aunque esta pobre gente alegue que no están enfermos y busquen justificar su enfermedad de todas las formas posibles. Cristo amo mucho a los homosexuales y las lesbianas y también murió por ellos/ellas. Lo que no ama Cristo es la enfermedad de ser homosexual o lesbiana; el diablo si le agrada esta enfermedad y de los que insisten en no querer sanarse y salvarse y se alegra de recibir a esta gente en el infierno.

Los que hablan de homosexualidad no son sino un instrumento del diablo.
Lo que hay que combatir es esa enfermedad y eliminar las raíces. Lo que si demuestran es un grito desesperado pidiendo ayuda para salir de esa enfermedad, aunque paradójicamente no sean lo suficientemente capaces de reconocerlo (Oiga Manuel, verdaderamente estoy confundido! Su papá era un señor muy honorable, su hermano Crisanto un excelente profesional, que le dieron a usted que se volvió tan corrompido?). No están interesados en curarse, ya que seguramente se avergonzarían de ir a buscar ayuda de un psicólogo. No saben para qué es el ano en el cuerpo humano. La lógica común dice que el ano tiene músculos para expulsar algo del cuerpo, y no para permitir el ingreso de algo.......

Gracias a Dios uno puede decidir NO ser homosexual.
¿Prevalecerá una sociedad con este tipo de conductas? pero sobre todo hasta cuando… que la venida de Cristo no nos tome por sorpresa. El abuso sexual a menores es una práctica muy común entre los copartidarios de sexualidad indefinida; si algún familiar o amigo mió es sometido por un gay, juro por lo más sagrado que le doy una golpiza hasta dejarlo paralítico.

No conozco al primer padre que esté feliz de tener un hijo gay.
A fuerza de hacerlo llamar derecho quiere la prensa hacer ver como normal un comportamiento abiertamente patológico, o que alguien me cuente si hay uno solo tan solo uno de los que hoy aparentemente se enorgullece de llamarse homosexual, que de niño haya sido amado por un papá y una mamá, compartido un ambiente cálido de hogar, con respeto, con amor de hogar, fraternalmente acompañado, valorado, educado con principios? la respuesta es no! todos ellos crecieron en hogares atípicos o muy típicamente violentos, con papás excesivamente o autoritarios o excesivamente irresponsables en sus labores de padres, por no hablar de otros comportamientos....
Este tipo de personas lo que necesita es ayuda, y no que el estado se vuelque a fuerza de presión de la prensa y de otros enfermos a legalizar conductas enfermizas y hacerlas posar de normales. Lastima que tengan su sexualidad enferma.

Esperar hasta los 18 años.
No quiero atacar ¿pero cómo cree que un padre de familia, que trabaja desde las 8 de la mañana hasta la noche va a reaccionar al ver a su hijo en posición de "mujer" con otro tipo? El tema es muy complejo, es tremendo.
Si una persona es homosexual, debe esperar hasta los 18 años, emanciparse de sus padres y asumir su responsabilidad social y sexual. Si los cuchos no lo aceptan pues hermanit@, su vida es su vida. Pero cuando se es mayor de edad ya el hombre o mujer camina solito. Los padres hicieron a su alcance para educarlo, si le gusta que le den por el.... o darle al novio por el...., pues que sea cuando ya sea mayor de edad y se pueda sostener solito. Lo mismo a la mujer si le gusta otra de su tipo, pues mija... llegue a los 18, salga del closet y si no la aceptan pues emancípese. Si yo viviera ese caso el de un hijo o hija con esa tendencia y me dijera siendo menor de edad que es su "vida privada" le diría: Hijo o hija le doy una dote mensual para que se sostenga (manutención-vivienda-educacion) hasta los 18 años, luego ¡adiós! Si es mayor de edad le diría que se buscara una vida plena con su forma de ser pero que no me buscara más...Cada quien tendrá su carga...su Karma

Manuel Velandia
Dejemonos de maricadas

viernes, 8 de junio de 2007

Bush nombra portavoz de la salud pública a un homófobo


JOAN CAÑETE BAYLE
WASHINGTON

Numerosas asociaciones de gays y lesbianas de EEUU, así como grupos de derechos humanos, han reaccionado con furia contra la decisión del presidente George Bush de nombrar al reputado cardiólogo James Holsinger médico jefe del Gobierno estadounidense. Holsinger es un destacado dirigente de la Iglesia Metodista Unida que en 1991 escribió que la homosexualidad es "antinatural" y atenta contra la salud. Además, la iglesia de Holsinger aboga por los "tratamientos curativos" de la homosexualidad.
El cargo de médico jefe supone coordinar el cuerpo de emergencia de profesionales de la salud y convertirse en el portavoz de la salud pública del país. De él dependen decisiones como la de incluir en los paquetes de tabaco y las botellas de alcohol mensajes alertando de sus consecuencias para la salud y, en general, las campañas de salud pública. Bush afirmó que la principal misión de Holsinger, cuya designación debe ratificar el Senado, será luchar contra la obesidad infantil.
Para asociaciones como la Campaña por los Derechos Humanos y la Asociación Médica de Gays y Lesbianas (AMGL), el nombramiento es un error. "Es clave que el médico jefe actúe según la ciencia y no utilice el cargo para promover su visión religiosa", denunció la AMGL.

"ANTINATURALES"
En 1991, Holsinger escribió para la Iglesia Metodista Unida el tratado Patofisiología de la homosexualidad masculina, en el que afirmaba que las relaciones homosexuales tienen un mayor riesgo de enfermedades sexuales y que son "biológicamente antinaturales". Como miembro del Consejo Judicial de su iglesia, Holsinger votó en el 2004 a favor de expulsar a una pastora lesbiana, y en el 2006, a favor de impedir a un gay unirse a la congregación. Además, es cofundador de una iglesia comunitaria en la que se ofrecen "programas de cura" para que los homosexuales se "conviertan" en heterosexuales, algo que la gran mayoría de científicos consideran que tiene graves efectos psicológicos.
En favor de Holsinger se han pronunciado la Casa Blanca y el Departamento de Salud, que en un comunicado ha afirmado que el tratado que escribió reflejaba los datos científicos de la época, y que ahora el cardiólogo no defiende las mismas posturas.

El Periódico de Catalunya

sábado, 26 de mayo de 2007

RAINER WERNER FASSBINDER: Un monstruo del cine


Padre del nuevo cine alemán, más que una vida de cineasta, Fassbinder encarnó la intensidad de una estrella del rock. En películas que conservan increíble frescura e insólito vigor, retrató el infierno de una sociedad que asesina a los débiles en cada mundo privado. A 25 años de su muerte...

Cuando en 1992 se cumplieron diez años de la muerte de Fassbinder, un crítico tituló su nota de homenaje como si fuera una pancarta: "Extrañamos a Rainer". La razón de que la falta se hiciera sentir tanto entonces era que no había nada semejante a él en el cine de esos días. Fassbinder había sido el más original, el más prolífico y el más radical de los cineastas de una generación que fue también la más importante del cine alemán de posguerra. A partir del manifiesto de Oberhausen de 1962, en el que 26 jóvenes directores se propusieron crear un nuevo cine "liberado de las convenciones de la industria establecida", la cinematografía alemana había renacido hasta alcanzar visibilidad y estatura internacional. Pero en 1992 había vuelto a sumergirse en la chatura y el conformismo, cuando no en la marginalidad. Eran los años más oscuros de Herzog, mientras que Wenders había iniciado una declinación aparentemente irreversible. Si en ese momento se miraba hacia atrás, la dimensión de Fassbinder y el escándalo de su ausencia no podían sino parecer gigantescos.

Es que Fassbinder fue una fuerza de la naturaleza con pocos equivalentes en la historia del cine. Su carrera duró apenas trece años, pero en ese lapso filmó 41 películas que, más allá de los desniveles de estilo y calidad, tienen una unidad notable. Muchos directores dejan una filmografía; Fassbinder, como los más grandes, dejó una obra. Pero su singularidad no se agota allí. Fue productor, guionista, fotógrafo, montajista, compositor, director de arte, actor pero, sobre todo, el jefe de una familia (más que de una empresa) cinematográfica que le permitió también revolucionar el modo de producción y hacer películas por poco dinero y en muy poco tiempo. Basta pensar que los jóvenes cineastas "independientes" de hoy —en Alemania o en la Argentina— pasan varios años juntando el dinero de su próxima película (como ocurría hace tres décadas) para entender la eficacia y la actualidad de su método de trabajo.

La formación de Fassbinder fue todo menos académica. En lo formal, abandonó la escuela secundaria a los 15 años y la Escuela de Cine de Berlín le rechazó su solicitud de ingreso. Su educación fueron las (muchas) películas de Hollywood que vio en la adolescencia y el teatro de vanguardia, en el que empezó a trabajar, a escribir y a dirigir desde muy joven. Así, Fassbinder fue walshiano y brechtiano, aunque lo último fue siempre más evidente que lo primero (solía utilizar el seudónimo "Franz Walsh" para firmar su trabajo como montajista). Sus características más salientes como cineasta fueron la increíble intensidad de sus películas y el hecho de que estas conformen una red, una estructura en la que todas están de algún modo articuladas. Entrar por cualquier parte en la producción de Fassbinder es descubrir un planeta con sus leyes y su geografía pero, a diferencia de otros creadores de universos artísticos, el suyo no es una fantasía sino que se superpone con el que conocemos, salvo que tiene otro peso emocional y otra velocidad.

La velocidad fue lo que mató a Fassbinder el 10 de junio de 1982, a los 37 años, de una sobredosis de cocaína cuando ya no podía parar de consumir pero, sobre todo, de filmar. Su mayor adicción fue el trabajo y esta arrastró a todos los que estuvieron cerca, dejando un tendal de tragedias personales entre sus actores, amantes y colaboradores. Abusivo en el amor y en el rodaje, pero abusado a su vez por su madre, personaje monstruoso que bajo el nombre de Lilo Pempeit trabajó también en sus filmes, el vértigo de su vida sólo es comparable al de las estrellas de rock de la década anterior. Más que una vida de cineasta, Fassbinder parece haber encarnado el destino de Janis Joplin o de Jimmy Hendrix.

Denunciar la infelicidad

Coincidentemente, la desesperación estaba en cada uno de sus fotogramas. No hay una escena de su obra que no esté marcada por la angustia. Aunque el humor negro atraviesa su cine y hasta pueden detectarse en él algunos grandes momentos de comedia, Fassbinder sólo filmó la muerte o, mejor dicho, la muerte en vida, el infierno de una sociedad que asesina a los débiles en cada mundo privado. Lo hizo, además, sin coartadas ideológicas y sin concesiones a la opinión bienpensante. Su crítica al poder del más fuerte incluyó la hipocresía de la izquierda y de los grupos revolucionarios en películas como El viaje a la felicidad de mamá Kusters o La tercera generación. Supo ver que la explotación capitalista y su correlato de desigualdad entre los individuos se trasladaba también a los círculos homosexuales, como en Fox y sus amigos o en Un año con trece lunas. Es que el cine de Fassbinder es una denuncia a escala gigantesca de la infelicidad que la sociedad produce en hombres y mujeres, alemanes o inmigrantes, padres de familia o transexuales, actrices o carniceros. Sus filmes son una interminable colección de situaciones opresivas y tragedias individuales que afectan a los lúmpenes adolescentes de sus primeros filmes como El amor es más frío que la muerte, a las mujeres maduras de los últimos como María Braun, a los pequeñoburgueses atrapados en la familia (Sólo quiero que me amen), a las heroínas de sus dramas históricos como Effie Briest.

Los filmes de Fassbinder parten de materiales absolutamente diversos: el teatro experimental en Katzelmacher, los melodramas inspirados en Douglas Sirk como La angustia corroe el alma, la adaptación de escritores famosos en Desesperación (Nabokov), Nora Helmer (Ibsen) o Querelle (Genet), las historias de la Alemania Federal de posguerra como La ansiedad de Veronika Voss o El matrimonio de María Braun, los hechos policiales reales como La libertad en Bremen o ficticios como El soldado americano, la referencia autocrítica al mundo del cine como Atención a esa santa puta o a las miserias de los propios artistas como en El asado de Satán, la ucronía como en El viaje a Nicklashausen y hasta la ciencia ficción como en El mundo en el alambre. Fassbinder filmó películas baratísimas como La locura del señor R, o millonarias como Lili Marleen. Produjo con sus propios recursos, para la televisión y para grandes empresas; su estilo visual fue más bien sencillo durante la primera parte de su carrera y cada vez más complicado hacia el final, con experimentos en el color, sofisticados planos secuencia, encuadres a través de marcos y reflexiones en el espejo. Trabajó con actores famosos como Dirk Bogarde o Jeanne Moreau, con grandes talentos descubiertos por él mismo como Hanna Schygulla, Barbara Sukova o Kurt Raab, o improvisó a sus amantes, amigos, familiares y técnicos (y muchas veces a sí mismo) frente a la cámara. De todos, amateurs y profesionales, obtuvo una performance notable y una presencia inolvidable en la pantalla. La consistencia de la mirada de Fassbinder se mantuvo a través de los cambios estéticos, temáticos y productivos.

Su originalidad alcanzó con el tiempo una dimensión distinta. Fassbinder partió de las circunstancias y las historias de vida más próximas a las suyas y se fue alejando hacia las más remotas, pero uno de sus mayores rasgos de genio fue comprender que no había distancia entre la intimidad y el espacio público y que el secreto de tantas desgracias, de tanta crueldad social e incluso del aniquilador mercantilismo que dejaba indefensos a los individuos estaba íntimamente ligado a la Historia. Y que sólo el arte podía desentrañarla. En ese camino, Fassbinder partió de la soledad y el dolor de sus contemporáneos para remontarse primero a los años de la Alemania de Adenauer con su reconstrucción económica al precio del silencio y el disimulo, hasta llegar a enfrentarse finalmente con el período del surgimiento del nazismo. Toda su obra se resignifica cuando las calamidades históricas convergen con las privadas y esa decisión se concentra de algún modo en los catorce capítulos de la serie televisiva Berlin Alexanderplatz basada en la novela de Alfred Döblin (que, de paso, prueba que una obra maestra del cine no tiene por qué ser una película en sentido estricto). Si se quiere representar el grado de radicalidad de la decisión de Fassbinder, hay que pensar que su colega Wim Wenders intentó, a partir de Las alas del deseo, mostrar una Alemania reconciliada con los fantasmas de su pasado, mientras que Fassbinder siempre supo que mantener abiertas las heridas era la única esperanza de un futuro.

Un caso irrepetible

El increíble esfuerzo de Berlin Alexanderplatz (1980) marcó también un límite para Fassbinder. Sus películas posteriores mostraron, más que una declinación, a un cineasta que empezaba a ser cooptado, que no podía desprenderse fácilmente de los mecanismos de la fama y la publicidad, que empezaba a hacer lo que se esperaba de él. Su reciente condición de director célebre le restaba libertad. Con su habitual lucidez advertía que, en adelante, se iba a parecer a la protagonista de Lola, la prostituta que hace feliz a todo el mundo. Godard diría de él: "¿Cómo no iba a morir joven si él solo hizo el Nuevo Cine Alemán?" Tal vez la obra de Fassbinder fuera tan colosal que le quedaba solamente comenzar a repetirse como una caricatura o una parodia de su período más creativo. Es que este titán del cine tampoco pudo con el sistema.

Si a diez años de su muerte el panorama cinematográfico mostraba cuán imprescindible había sido su presencia, cuando han pasado veinticinco hemos dejado de extrañarlo porque la evolución del mundo y del cine nos convencen de que un caso como el de Fassbinder es irrepetible. La figura del cineasta maldito, de la estrella incandescente, del artista bohemio consumido por su pasión pertenecen a otra época y no a la de un cine mundial más disciplinado y profesional, de directores integrados y previsibles. La imagen romántica de Fassbinder, con su campera y sus anteojos negros, se ha fijado en cambio como un ícono y una leyenda. Pertenece cada vez más a un espacio habitado por personajes como el Che Guevara o Jim Morrison, la galería de la revolución soñada e imposible.

El legado de Fassbinder es la increíble frescura, el insólito vigor que conservan sus películas, mucho más que su influencia. Esta ha sido relativa, aunque sea de buen tono nombrarlo cuando la intimidad se muestra con un tono sórdido. A veces, cuando un cineasta comparte con él la homosexualidad y el melodrama, se lo señala como un heredero. Almodóvar es un ejemplo de esa confusión, con un cine que no tiene relación alguna con la política ni con la historia y que navega las tranquilas aguas de la nostalgia, la integración de las minorías sexuales y la corrección política. O Franois Ozon, que le declara su admiración y ha llevado a la pantalla una de sus obras de teatro, pero como parte de una filmografía completamente light y pasteurizada. Por otra parte, cuando una película aislada roza el universo de Fassbinder, suele ahuyentar al público y a la crítica. Así, por ejemplo, el fracaso de Lejos del paraíso, la remake de Todd Haynes de un clásico de Sirk. Así, también, el estruendoso abucheo a Nightsongs de Romuald Karmakar, el único de los cineastas alemanes recientes que tiene algo genuinamente fassbinderiano. Pero existe hoy, otra vez, un nuevo grupo de directores alemanes que, sin constituir precisamente un movimiento, se proponen como en 1962 hacer un cine "liberado de las convenciones de la industria establecida". Nombres como Karmakar, pero también como Ulrich Köhler, Valeska Grisebach, Henner Winckler, Maren Ade, Angela Shanelec y Christoph Hochhäusler, no tienen una filiación fassbinderiana y acaso, como suele ocurrir en situaciones semejantes, quieren desprenderse de su influencia. Sin embargo, la audacia y la convicción artística de Rainer Fassbinder serán el mejor ejemplo del que pueden disponer en su carrera.

QUINTIN
Revista Ñ

martes, 22 de mayo de 2007

Una pareja gay de flamencos hace realidad su sueño de ser padres


Carlos y Fernando son los protagonistas de esta historia.
Llevan seis años juntos.
Llegaron a echar a otros flamencos de sus nidos para criar sus huevos.
Finalmente han conseguido adoptar una cría abandonada.


Una pareja gay de flamencos adoptó una cría abandonada convirtiéndose felizmente en padres, informó este lunes una organización británica de conservación de la fauna.

Carlos y Fernando habían sufrido lo indecible para ser padres poniendo en práctica técnicas variopintas. Incluso habían echado a otros flamencos de sus nidos para quedarse con los huevos en la reserva de la organización Wildfowl and Wetlands Trust (WWT) de Slimbridge, en el suroeste de Inglaterra.

Permanentemente al acecho, no dejaron escapar la primera oportunidad real, cuando uno de los nidos fue abandonado y pudieron llevarse un huevo bajo sus alas.

La pareja, inseparable desde hace seis años, puede alimentar a la cría produciendo leche en sus gargantas.

"Fernando y Carlos son una pareja del mismo sexo conocida por robar los huevos de otros flamencos echándoles de sus propios nidos porque querían criar ellos mismos", explicó la portavoz del WWT, Jane Waghorn.

Las parejas gay son frecuentes entre los flamencos, explicó la portavoz. "Si no hay suficientes hembras o no se sienten atraídos por ellas, los machos se juntan con otros machos", afirmó.

20minutos.es

domingo, 20 de mayo de 2007

Fernando Vallejo renunció a su nacionalidad


El escritor Fernando Vallejo, autor de La Virgen de los sicarios, renunció a la nacionalidad colombiana y adoptó la mexicana, por considerar que su país de nacimiento fue “una mala patria”, que terminó con sus sueños de cineasta y obstaculizó su carrera literaria.

Sin pelos en la lengua el autor, que reside en México desde 1971, hizo su anuncio mediante un comunicado que difundió la emisora colombiana Caracol. "Que quede claro: esa mala patria de Colombia ya no es la mía y no quiero volver a saber de ella", aseguró.

" Lo que me reste de vida lo quiero vivir en México y aquí me pienso morir", afirmó Vallejo en el comunicado, reproducido por el diario colombiano El Tiempo.

"Desde niño sabía que Colombia era un país asesino, el más asesino de la tierra, encabezando año tras año, imbatible, las estadísticas de la infamia", indicó el autor en el comunicado, fechado el 6 de mayo.

"Después, por experiencia propia, fui entendiendo que además de asesino era atropellador y mezquino", aseguró Vallejo, que señaló que cuando fue reelecto el actual mandatario Alvaro Uribe descubrió que Colombia “era un país imbécil".

“Colombia, la mala patria que me cupo en suerte, acabó con mis sueños de cineasta", dijo Vallejo”..“Cuantas veces me ha podido atropellar Colombia, me ha atropellado".

En el texto el escritor enumeró una serie de episodios vinculados a su carrera literaria y a sus frustradas experiencias cinematográficas que le hicieron comprender que sus vínculos con el país se iban debilitando.

“ Colombia me cerró las puertas para que me ganara la vida de una forma decente que no fuera en el gobierno ni en la política a los que desprecio y me puso a dormir en la calle tapándome con periódicos".

"Entonces solicité mi nacionalización en México, que me dieron la semana pasada. Así que quede claro: esa mala patria de Colombia ya no es la mía y no quiero volver a saber de ella. Lo que me reste de vida lo quiero vivir en México y aquí me pienso morir", subrayó.

El polémico escritor, ganador del premio Rómulo Gallegos 2003 y autor de El río del tiempo y El fuego secreto entre otras obras, nació en Medellín en 1942.

Durante la pasada Feria del Libro en Colombia presentó su nueva obra La puta de Babilonia, un largo ensayo en el que ataca a la Iglesia católica, y en el que realiza un recuento minucioso de los crímenes que, a su juicio, se han cometido a lo largo de la historia en nombre de ella.

Cuando ganó el premio Rómulo Gallegos, por su novela El desbarrancadero donó el monto de 100.000 dólares a una sociedad protectora de animales.

© Perfil.com 2006 - Todos los derechos reservados

viernes, 11 de mayo de 2007

Presentan en Noruega machos de ballenas gays y chimpancés lesbianas


La idea de que los animales sólo tienen relaciones sexuales con fines reproductivos es un disparate total, según los expertos.

El Museo de Historia Natural de Oslo presenta a machos de ballena gris en pleno juego amoroso y a damas de chimpancé lesbianas.

“¿Contra la naturaleza?” es el título de una exposición que goza de reconocimiento internacional y que está centrada en la homosexualidad de los animales. Los zoólogos noruegos responden con claridad a la pregunta del título: “No”.

“El amor entre ejemplares del mismo sexo está comprabado en más de 1.500 especies de animales. Antes la ciencia lo ocultaba por pudor”, explicó Petter Bockman en la presentación de fotos, modelos, animales disecados y textos aplicativos que no dejan lugar a dudas.

Muchos visitantes ante la foto del macho de ballena en actitud amorosa con otro o la dama de delfín que estimula con su hocico los órganos sexuales de su compañera.

La idea de que los animales sólo tienen relaciones sexuales con fines reproductivos es un disparate total. “No sabemos lo que piensan, pero es evidente que todo esto tiene mucho que ver con el disfrute”.

Y que tengan la misma orientación sexual no necesariamente tiene que ver en primer lugar con sexo.

Los cisnes son fieles a su pareja toda la vida y también más allá de su muerte, relata Bockman, ya sean parejas lesbianas, gays u heterosexuales. “La pareja es la unidad central. Mucho más importante que todo lo demás, incluido el acto sexual”.

Cuando guía a grupos de escolares por la exposición, los niños o adolescentes se quedan perplejos al ver lo extendido que está el amor entre ejemplares del mismo sexo entre los animales.

El 80 por ciento de los chimapancés enanos son bisexuales. Entre los pingüinos, los investigadores detectaron un diez por ciento de parejas homosexuales, que también adoptan pequeños pingüinos huérfanos, independientemente de su sexo.

Al realizar unos test de paternidad en una colonia de gaviotas, los zoólogos descubrieron más bien por casualidad que el 20 por ciento de las parejas tenía el mismo sexo.

En el caso de las cacatúas enananas, el porcentaje de homosexuales al parecer es del 40 por ciento.

Con esta exposición “de ninguna manera se quiere moralizar”, aseguró el zoólogo.

La idea fue de un compañero del museo, Geir Soli, cuando escuchó a un sacerdote hablar por la radio sobre que la homosexualidad era algo que iba en contra de la naturaleza.

¿Cómo puede ir en contra de la naturaleza algo que ocurre tantas veces en el reino animal? Ya Aristóteles había oído que entre las hienas, los machos tenían relaciones sexuales entre ellos. Y las hembras también.

Estas primeras “salidas de armario” de animales homosexuales, sin embargo, se basaban en malos entendidos. Las hembras de hiena disponen de un clítoris tan grande que antes se creía que era un pene, explicó Bockman ante un ejemplar disecado de este animal.

El zoólogo añadió que en esta especie está sobre todo extendida la homosexualidad entre las hembras.

La exposición apenas generó protestas en círculos eclesiásticos conservadores en Oslo. A cambio, llegaron solicitudes de museos extranjeros, y los noruegos quieren llevar la idea también a otros lugares.

Muchos jóvenes visitantes se hacen sobre todo preguntas de tipo técnico: “¿Cómo lo hacen los erizos gays?”. Eso aún no se investigó lo suficiente, responde Bockman riendo, pero añade que una de sus colegas está investigando a un puercoespín “que siempre está detrás de otro macho”.

La exposición está abierta hasta el 19 de agosto.

Internet: www.nhm.uio.no/againstnature
©2005 SentidoG.com un sitio de Inversa Multimedia

Las relaciones homosexuales aun son delito en 91 paises


Para la Asociación Internacional de Gays y Lesbianas (ILGA), responsable de la investigación, la penalización de la homosexualidad "institucionaliza la cultura del odio", con la "justificación" de los Estados. Y es que latigazos, lapidación y cadena perpetua son parte de las atroces penas con que diversos países castigan las relaciones sexuales entre homosexuales adultos.

Han pasado nueve años desde que las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo mayores de edad dejaron de ser un delito en Chile, gracias a la modificación del artículo 373 del Código Penal.

En forma paralela, la aceptación ciudadana hacia las minorías sexuales chilenas es progresiva, según el Estudio Mundial de Valores, mientras que las demandas por igualdad de derechos son cada vez más amplias, a un punto que hoy se pide legislar las relaciones de parejas homosexuales.

Pero esa no es la realidad de gran parte del mundo. 91 Estados, de los cuales 85 son miembros de las Naciones Unidas, continúan considerando un delito las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo, estableciendo diversas penas que van desde multas económicas hasta prisión de por ida, según reveló un estudio de la Asociación Internacional de Gays y Lesbianas, (ILGA).

Denominada "Homofobia de Estado: un estudio mundial de las leyes que prohíben la actividad sexual con consentimiento entre personas adultas ", la investigación fue dada a conocer por la ILGA con el objeto se sensibilizar sobre la importancia de derogar estas normas con la participación activa de todas las minorías sexuales organizadas y los grupos de derechos humanos del mundo.

Origen de las leyes

A juicio de la ILGA, la penalización de la homosexualidad implica promover de "manera institucional una cultura del odio" donde la violencia " está de alguna manera justificada por el Estado y obliga a la gente a permanecer invisibles y a negar quiénes son realmente".

El estudio explica que muchas de estas normas han sido "heredadas de los imperios coloniales o han sido el resultado de legislaciones conformadas de acuerdo a creencias religiosas, cuando no directamente derivadas de una interpretación conservadora de los textos religiosos".

Aclara, en todo caso, que la homofobia institucionalizada, al nacer en un determinado contexto de la historia, sólo puede explicarse por su raíz cultural. " Ningún ser humano nace siendo homófobico, sino que aprende a serlo según va creciendo" en un ambiente desfavorable para las minorías sexuales.

"En muchos casos, el prejuicio contra las personas homosexuales es el resultado de la ignorancia y el miedo. Este largo catálogo de horrores, no es sino el relato de la intolerancia contra lo que es diferente o extraño a uno", sostiene la investigación dirigida por el activista Daniel Otosson, de la Universidad de Södertörn, Estocolmo, Suecia.

Estados que criminalizan la homosexualidad

Algunos de los 91 "estados homofóbicos" identificados por la ILGA establecen penas diferenciadas por sexo, edad o estado civil de quienes consideran "delincuentes", toda vez que son responsables, de acuerdo a los términos de cada legislación, de "desviaciones carnales antinaturales" o de "desviaciones sexuales".

Así es el caso de Antigua y Barmuda que en su Ley de Delitos Sexuales de 1995 estipula prisión de 15 años para las relaciones sexuales entre adultos y de cinco años entre los menores.

En Gambia la situación es más dramática, pues establece en sus leyes que "todo el que cometa sodomía es culpable de un delito y será acusado y condenado a cadena perpetua."

Aunque en la mayoría de los casos las normas son parte de leyes especiales o del Código Penal, en otros espacios se aplican derechamente doctrinas religiosas.

Ello ocurre, por ejemplo, en Arababia Saudita, donde no existe código penal. " Sin embargo, el país aplica la estricta ley islámica de la Sharia", sostiene el estudio de la ILGA.

De acuerdo con esa ley, " para un hombre casado la pena es la muerte por lapidación, mientras que la pena para un soltero es de 100 latigazos así como el destierro por un año. Para un no-musulmán, que cometa sodomía con un musulmán, la pena es la muerte por lapidación. Para la condena por sodomía, debe probarse la confesión del culpable por cuatro veces, o el testimonio de cuatro hombres musulmanes honorables".

La totalidad de Estados que penalizan las relaciones sexuales son los siguientes:

1) Afganistán; 2) Angola; 3) Antigua y Barbuda; 4) Arabia Saudita; 5) Argelia; 6) Bahréin; 6)Bangladés; 7) Barbados; 8) Bélice; 9) Benín; 10) Birmania; 11) Botsuana; 12) Brunei; 13) Bután; 14) Camerún; 15) República Turca del Norte de Chipre; 16) República Democrática del Congo; 17) Islas Cook (Estado libre asociado con Nueva Zelanda); 18) Costa Rica; 19) Dominica; 20)Egipto; 21) Emiratos Árabes Unidos; 22) Eritrea; 23) Etiopía; 24) Gambia; 25) Gaza (parte de la Autoridad Palestina); 26) Ghana; 27) Granada; 28) Guinea; 29) Guinea-Bissau; 30) Guayana; 31) India; 32) Indonesia (en algunas regiones); 33) Irán; 34) Iraq; 35) Jamaica; 36) Kenia; 38) Kiribati; 39) Kuwait; 40) Lesoto; 41) Líbano; 42) Liberia; 43) Libia; 44) Malasia; 45) Malawi; 46) Maldivas; 47) Marruecos; 48) Mauricio; 49) Mauritania; 50) Mozambique; 51)Namibia; 52) Nauru; 53) Nepal; 54) Nicaragua; 55) Nigeria; 56) Niue (Estado libre asociado a Nueva Zelanda); 57) Omán; 58) Pakistán; 59) Palau; 60) Panamá; 61) Papúa Nueva Guinea; 62) Qata; 63) Samoa; Occidental; 64) San Cristóbal y Nieves; 65) Santa Lucía; 66) Santo Tomé y Príncipe; 67) San Vicente y las Granadinas; 68) Senegal; 69) Seychelles; 70) Sierra Leona; 71) Singapur; 72) Siria; 73) Islas Solomón; 74) Somalia; 75) Sri Lanka; 76) Suazilandia; 77) Sudán; 78) Tanzania; 79) Togo; 80) Rokelau (Estado libre asociado a Nueva Zelandia); 81) Tonga; 82) Trinidad y Tobago; 83)Túnez; 84) Turkmenistán; 85) Tuvalu; 86) Uganda, 87) Uzbekistán; 88) Yemen; 89) Yibuti; 90) Zambia y 91) Zimbabue

Leyes no aplicables

La ILGA destaca que muchas de los estados con leyes homofóbicas son letra muerta, pues no se aplican en la práctica. Sin embargo, la Asociación está convencida que la sola existencia de estas normas es un caldo de cultivo para le violencia hacia las minorías sexuales, en el entendido que la misma está, de una otra manera, legalizada.

Es en ese sentido que para los secretarios de la ILGA, Rosanna Flamer Caldera y Philipp Braun, "la despenalización de las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo es tan urgente como siempre. Estamos convencidos que el reconocimiento de las minorías sexuales como parte integrante de nuestra sociedad y el reconocimiento de la igualdad de sus derechos humanos contribuirán a que aprendamos a vivir juntos, y en definitiva al aprendizaje de la democracia".

El estudio de la ILGA se basó en acceso directo a las normas en la mayoría de sus reportes. Empero, en muchas ocasiones no se tuvo a la vista a las leyes por lo que algunos antecedentes provienen "de páginas web tanto gubernamentales como no gubernamentales".

La ILGA espera, por último, que su investigación sirva como "una herramienta eficaz a la hora de luchar por los derechos humanos, ya sea en campañas de protesta, en la presión sobre un determinado tema, en el trabajo parlamentario o en la diplomacia", todos espacios donde las minorías sexuales del mundo han ido interviniendo para obtener más y mejores derechos.

Catalina Herrera - (OpusGay)

domingo, 18 de marzo de 2007

A tu lado, Camila


camilaperisse_victima de un medio machista.doc

Hombres necios que acusáis a la mujer,
sin razón, sin ver que sois la ocasión de
lo mismo que culpáis
Sor Juana Ines de la Cruz


Un grupo de presidarias (entre ellas una irreconociblemente jovensísima y lesbiana Esther Goris) arrancan del catre a Leonor Benedetto, la arrastran hasta los baños, la tiran en un ducha, Mirtha Busnelli aplaude y se ríe como loca. Aparece la Perisse levantandose la corta falda, la camara enfoca de atras, se le notan los papos. Sale el chorro. Camila mea a la Leonor. (De la película Atrapadas)
Una desconocida actriz esta atada. No quiere hablar de algo que sabe. La Perisse es la domintriz en cuestión. Le retuerce los pezones hasta hacerla gritar. (De la película Las Esclavas)

Cuantos recuerdos. Yo creci con este tipo de escenas. Mirando Funcion Privada por ATC los sabados a la noche junto a mi mama y mis hermanas.
Pero que fue de Camila Perisse??? Algunos sugieren que es gato en el exterior (creo que ya esta grande para eso). Otros, que finalmente se suicidó, despues de sus internaciones psiquiatricas y quilombos con drogas (no acredito, Camila no esta muerta). Si alguien lee esto y tiene info, fotos, etc, posteen para contactarnos.
Yo vengo buscando hace años. Ahora puedo dejar dos links, uno con fotos de Camila desnuda, de una serie q creo le hizo Playboy http://spyceleb.blogcindario.com/2006/04/00633-camila-perise.html
El otro dato sale de la pagina de una loca loca loca Violeta Rivas, que entre otras cosas escribió su biografia en su sitio, y ya va por el capítulo 38!!!!!!!!. Camila aprece en el capitulo 28 http://www.violetarivas.com.ar/p-biogra-28.htmmuy caracterizada y con cara de loca.
Camila Perisse es un icono argentino, trabajó con Tato Bores, apareció en capítulos de Poliladron, hizo escenas de lesbianismo y de alto contenido erótico, trabajó en Zona de Riesgo, depués se volvió medio loca, depresiva, yonki. Yo una vez me la crucé por la calle, nunca me voy a olvidar. Estaba en su etapa mala. Pero se la veía bien. Llevaba puesta una pollera hindú muy amplia. Yo tendría 20 años.
Camila también sacó un disco de clase de gimnasia
En mi memoria, Camila Perisse es un mito que me llena de nostalgia. Y que guardo con cariño. Para muchos heteros ella habra sido una gran colaboradora en pajas adolescentes. Artista, bizarra o no, Camila por siempre viva, descabellada, atrevida, glamorosa como era el galmour en los '80, divertida, bella... DONDE ESTA QUERIDA CAMILA PERISSE???

http://piestrescatorce.blogspot.com

sábado, 17 de marzo de 2007

Lanzan en EEUU el primer programa de fertilidad para hombres gay


Una clínica de fertilidad de Los Angeles lanzó lo que considera que es el primer programa destinado a hombres homosexuales que desean ser padres.

Una clínica de fertilidad de Los Angeles lanzó lo que considera que es el primer programa destinado a hombres homosexuales que desean ser padres.

Los Institutos de Fertilidad, pioneros en el controvertido campo de la selección genética, dijeron que estaban respondiendo a la creciente demanda de parejas masculinas gay en todo el mundo, que quieren tener sus propios hijos biológicos pero que suelen sentirse frustrados por el prejuicio y la burocracia.

Vientres de alquiler

"Hay muchos centros que se interesan por esto. Pero nosotros contamos con el único programa para hombres gay que reúne (la atención) psicológica, legal y médica, los vientres de alquiler, los donantes y los pacientes en un solo lugar", dijo el doctor Jeffrey Steinberg, director de Institutos de Fertilidad.

"La demanda es increíble. En Estados Unidos siempre ha sido mucha, pero estamos viendo cada vez más demanda del exterior", añadió Steinberg. En los últimos años se ha registrado un aumento grande del número de hombres homosexuales que quieren ser padres empleando una madre o vientre de alquiler en lugar de acudir a la adopción, algo difícil y en ocasiones imposible para los gay y las lesbianas en muchos estados del país norteamericano.

Las parejas masculinas homosexuales que buscan la paternidad generalmente tienen que acudir a muchas agencias distintas para encontrar una madre de alquiler, una donante de óvulos, abogados y tratamiento médico.

Las posibles madres de alquiler frecuentemente deciden no participar cuando descubren que la pareja que quiere tener un hijo es gay, en parte por la creencia de que los homosexuales tienen mayor riesgo de padecer enfermedades como la hepatitis, la sífilis y el virus del VIH.

'Esto es nuevo. Es desafiante. Entendemos que las personas se sienten un poco intimidadas, un poco temerosas'.
70 parejas de hombres

Steinberg obtiene el consentimiento de las madres de alquiler de antemano, evalúa si los futuros padres tienen VIH/sida y otras enfermedades infecciosas, y congela su esperma por seis meses como salvaguarda adicional.

El especialista ya ha tratado a 70 parejas de hombres homosexuales mientras perfecciona el programa. Alrededor de un 40 por ciento eran estadounidenses, y el resto provenían de Gran Bretaña, Alemania, China, Canadá, Italia, Brasil y Sudáfrica.

El costo promedio del tratamiento es de 60.000 dólares, y tres cuartos de las parejas gay pagan un adicional para escoger el sexo del bebé. La selección genética de los bebés es ilegal en la mayoría de los países, con excepción de Estados Unidos.

"Creíamos que todos iban a venir y querer varones, pero cerca del 65 por ciento desea un niño, mientras que los demás quieren niñas", dijo Steinberg. El experto indicó que estaba preparado para la polémica por hacer público el programa, y añadió que esperaba poder capear la tormenta.

"Esto es nuevo. Es desafiante. Entendemos que las personas se sienten un poco intimidadas, un poco temerosas", expresó Steinberg, quien agregó: "Sólo lleva un tiempo acostumbrarse a las cosas". Los datos del censo estadounidense del 2000 mostraron que existían unas 301.000 parejas de hombres en Estados Unidos, sin casarse. En tanto, no hay estadísticas disponibles sobre su tendencia a adoptar o tener hijos propios.

Terra / Agencias
©2005 SentidoG.com