lunes, 14 de agosto de 2006

Palestina: Ser homosexual en el Infierno


Las principales víctimas del conflicto palestino-israelí son los niños, las mujeres y los homosexuales. Para un homosexual palestino, la vida en las calles de una ciudad israelí puede no ser fácil, pero parece mucho mejor que la de quienes no pueden dejar sus comunidades de Gaza y Cisjordania.

Se calcula que más de 350 palestinos homosexuales –la mayoría hombres- tratan de sobrevivir en Israel, con el riesgo de ser expulsados por considerárseles “ilegales” o, aun teniendo permiso de residencia, porque la policía los vea como “amenaza a la seguridad”. Para los expertos de Amnistía Internacional, “una vez que los homosexuales llegan a Israel, el mayor de sus problemas es que los obliguen a regresar a territorio palestino”. Estas personas, generalmente, aprenden pronto el hebreo, y a menudo tratan de disimular su acento árabe.

Los que se dedican a la prostitución saben “oler de lejos” a los policías encubiertos. Explica un miembro de Agudah (organización de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales en Israel) que los homosexuales palestinos palestinos pueden ser perseguidos y castigados por sus familiares, ya que consideran que “violan el honor de la familia”.

En los territorios de Gaza y Cisjordania el “delito de sodomía” se castiga con una pena que puede ir de dos a nueve años de cárcel (pero el acusado ha de ser sorprendido en el acto). La mayoría de la población palestina es de religión islámica, y el islamismo considera que la homosexualidad es un pecado. Muchos palestinos niegan la existencia de homosexuales en sus familias e, incluso en sus pueblos.

La sociedad israelí, en cambio, es considerada una de las mas avanzadas en cuanto a los derechos de los homosexuales (aunque hay grupos ultraderechistas que condenan la homosexualidad). Los homosexuales palestinos refugiados en Israel son en ocasiones acusados por sus compatriotas de “informantes o espías”.

Un miembro de Naciones Unidas que trabaja por los derechos humanos en Palestina explica que “la homosexualidad es vista por muchos palestinos como algo contra la naturaleza y no es difícil que se relacione con el espionaje o la colaboración, delitos contra la nación”. Dice, además, que “no hay redes de apoyo a homosexuales en territorio palestino”.

Con bombas explotando cada semana en Israel, y los habitantes de los territorios palestinos viendo como se construye un muro de separación que dificulta mas aun su dura vida, las tragedias que viven las mujeres y los homosexuales –cada vez peor tratados- no parecen importar mucho.

Testimonios

Cuentan que, hace unos meses, un cocinero gay de Nablus que intentó huir a Tel Aviv fue dejado en un foso, sin agua ni alimentos, hasta que murió de hambre y sed. Otro testimonio indica que cuando Ben, un londinense de 34 años, y su novio palestino Ahmad (que trabaja en Londres como traductor de árabe) fueron a Ramallah –como amigos- a visitar a la familia de Ahmad, encontraron en la puerta de la casa familiar un cartel que les informaba de las cinco formas de muerte prescritas por el Islam para los homosexuales (lapidación, quema...). Se marcharon ese mismo día.

Shaul es un hombre judío que tiene una bonita casa en Jerusalén; su novio palestino –a quien conocio en 1999- teme pronto ser deportado por las autoridades israelíes, y él ha sido acusado de “ayudar a un extranjero ilegal”. Pueden arrestarles y separarlos en cualquier momento. Se han dirigido al primer ministro, Ariel Sharon, pidiéndole que les permita seguir amándose. Un centro gay de Jerusalén, Open House, ha solicitado colaboración a distintas organizaciones internacionales para resolver casos como este.

Un muchacho palestino gay de 20 años, Eid, afirma que un grupo radical islámico le pidió que cometiera un atentado suicida para “limpiar su pecado”. Se negó y consiguió huir; está trabajando como camarero en un bar de Tel Aviv y desea marcharse a Europa o a Canadá, pues teme ser asesinado en cualquier momento.

Khalil, por ejemplo, huyó de Cisjordania después de que su padre y sus hermanos le dieran una brutal paliza “porque parecía gay”; comenta que no deja de tener pesadillas en las que ve a sus familiares golpearle hasta matarlo. Un amigo, Ali, cuenta que fue torturado por policías palestinos y le pidieron que diera los nombres de otros homosexuales. Logró escapar a Israel “con papeles”; ahora le hubiera resultado mucho más difícil.

La constante sonrisa de Anwar –un palestino de 26 años- no parece propia de quien ha sido tratado peor que un criminal por ser gay. Hace cuatro años fue sorprendido por su hermano mayor en la cama con un hombre. Le pegó, se lo contó a su padre, y este amenazó con matarlo si volvía a suceder. Sucedió, un año mas tarde, con un tipo que lo delató a la policía. Su padre no lo mató, pero fue arrestado y lo colgaron del techo por los brazos. Horas después que sus excrementos hubieran manchado los pantalones, le tiraron un balde de agua fría encima. Luego lo metieron en una celda oscura, desnudo. Fue liberado meses después, tras duros interrogatorios en los que lo golpearon para que diese nombres de otros homosexuales (aunque no los dio). Ahora trabaja vendiendo frutas en un mercado y sueña con escapar a Tel Aviv. “Allí a nadie le importa si eres gay”, dice. Sabe que siendo ilegal, podrían deportarlo. ¿Y que pasaría entonces? “Me matarían”, responde Anwar.

Dentro de la zona de bares, clubs y sex shops de Tel Aviv, de noche, las luces de neon iluminan a un grupito de chaperos palestinos con el pelo engominado y camisetas ceñidas que aguardan la llegada de algún cliente. Dos personas de Agudah están ahí también, como muchas noches. “¿Necesitas condones?¿Has comido hoy?”, les preguntan. Uno, al que llaman Joel, dice que consiguió escapar de Nablus después que le hicieran cortes en brazos y piernas con cristales y le pusieran en las heridas detergente, “solo por ser gay”. Esta viviendo con dos amigos en un edificio abandonado y su mayor deseo es ir a Paris.

Paloma Aznar – (Revista Zero)

5 comentarios:

homo-sapiensis dijo...

Te felicito por lo acertado de este post... Aqui en España celebramos los avances legales en cuanto a los derechos de los homosexuales, aunque aún falta por lograr que socialmente y en la conciencia de cada ciudadano quede totalmente aceptado; pero desde luego que nada que ver con la situación en paises como Palestina, u otros del mundo islámico. Creo que correr la voz es una humilde manera de llamar la atención, que es una buena forma para empezar a llamar a la puerta de la conciencia, como haces aqui; Hare referencia a este articulo ne mi blog y te linkearé. Un saludote

Anónimo dijo...

DIOS PROHIBE EL HOMOSEXUALISMO. emiliocdis@hotmail.com
La biblia dice; Levíticos capitulo 18 versículo 22 y capitulo 20 versículo 13. - Romanos capitulo 1 versículo 26.- libro 1 de Corintios capitulo 6 versículo 9.
Dios creó al primer hombre y le dio una mujer como esposa.- Es muy vergonzoso que el hombre haya torcido las leyes de Dios, para unir en matrimonio a hombre con hombre. - El hombre que se enamora de otro hombre; es porque un demonio de homosexualismo lo atormenta. – DIOS PUEDE LIBERAR -- busque en Google - Testimonio de homosexuales convertidos a Dios video.

Anónimo dijo...

ESTAMOS PEOR QUE LOS ANIMALES. emiliocdis@hotmail.com
El toro hace el amor con la vaca. El burro con la burra. Pero es muy vergonzoso; que el hombre haga el amor con otro hombre – Y una mujer con mujer. El hombre que se enamora de otro hombre; es porque un demonio de homosexualismo lo atormenta. – DIOS LO PUEDE LIBERAR -- busque en Google – “Testimonio de homosexuales convertidos a Dios video.”

Julio Seidenthal dijo...

A covardia e sua falta de fé do comentarista acima se prova pelo comentário anônimo,por que não assinar,como prova de convicção e fé?
O pensar cristão não é por si democrático,coletivo e público,ou voltaremos ao templo onde Jesus pregou sua atitude mais política e corajosamente pública.sem medo.

Anónimo dijo...

ay pz que pendejos por cuando dos personas se aman deben dejarlos vivir su sexualidad es k los arabes
son muy persinados y muy idotas por k no saben aceptarse por mi que se pudran todos los arabes musulmanes,,,, y adios